DISCERNIMIENTO EN TIEMPOS PELIGROSOS

Diapositiva1

DISCERNIMIENTO EN TIEMPOS PELIGROSOS

Debes saber esto: que en los últimos días vendrán tiempos difíciles. Los seres humanos serán egoístas, amantes del dinero, orgullosos y vanidosos. Hablarán en contra de Dios, desobedecerán a sus padres, serán ingratos y no responderán a la fe. No tendrán afecto ni compasión, serán chismosos, no podrán dominar sus pasiones, serán crueles y enemigos de todo lo bueno. Serán traidores y atrevidos, estarán llenos de vanidad y buscarán sus propios placeres en vez de buscar a Dios. Parecerán gente piadosa, pero con su manera de vivir demostrarán que en realidad rechazan a Dios; con esa clase de personas no te metas, 2 Timoteo 3:1-5.
Muchos que dicen ser filántropos que trabajan para las obras de caridad, en realidad aparentan, con un falso amor al prójimo intentando acallar su conciencia para esconder su pecado y su maldad vergonzosa.
Hoy más que nunca no solo debemos vivir en el Espíritu, sino ejercer los dones del Espíritu para poder pisar terreno firme y no deslizarnos, para los hijos de Dios se hace necesario no solo leer, y creer la palabra sino vivirla como nunca antes, no solo conocer a Dios, sino ligarnos al corazón de Cristo y depender de al 100% para no ser engañados, no se dejen engañar…Lucas 21:8.
La gente de fe, quizá no sea mucha en esta época, como en los tiempos de Noé, estamos viviendo momentos de terrible maldad, que no solo a lo malo llaman bueno y a lo bueno llaman malo, sino que el gran peligro está en el engaño y la manipulación; se han levantado personas, instituciones, entidades y gobiernos que pareciera que hacen lo mejor por la gente, dicen trabajar por el bien y la paz, aparentan ayudar a los pobres y necesitados, pero en el fondo esconden la maldad sus bajas pasiones y pecado oculto, otras veces descarado, como cáncer el aumento de la maldad acaba con miles que pierden el cielo y son lanzados al infierno cada día, El necio habla necedades, y su corazón se inclina al mal, para practicar la impiedad y hablar falsedad contra su Creador, para mantener con hambre al hambriento y para privar de agua al sediento, Isaías 32:6.
Nadie nace con discernimiento, ni sabiendo distinguir entre el bien y el mal o lo bueno y lo malo, como tampoco es lo mismo decir que lo que llaman bueno es de Dios, Tenemos mucho que decir sobre este asunto, pero es difícil explicarlo, porque ustedes son lentos para entender. Hace tanto que llevan de haber creído en las buenas nuevas que ya debieran estar enseñando a otros. Pero todavía necesitan que alguien vuelva a explicarles las cosas más sencillas acerca de Dios. Parecen pequeños que necesitan de leche y no pueden comer alimento sólido, el cual es para los que han alcanzado madurez en la fe de Cristo…así que sigamos adelante hasta llegar a ser adultos, dejando a un lado lo elemental de la doctrina. Hebreos 5:11-12 y 6:1-2.
  1. Bíblicamente la única forma de distinguir entre el bien y el mal es el discernimiento que proviene del Espíritu Santo, ese discernimiento es sabiduría que procede de Dios, no es algo que nazca de lo humano, esa fue la razón por la cual Salomón pidió sabiduría a Dios, Y Salomón dijo a YHWH…dame ahora sabiduría y ciencia, para dirigir este pueblo; porque ¿Quién va a gobernar a este pueblo tuyo tan grande? 2 Crónicas 1:10.
En otras palabras lo que Salomón pidió a Dios fue un corazón que discierna entre el bien y el mal, porque el bien no es tan obvio, debemos discernir para entender lo que hay detrás de cada persona y cada acción, debemos descubrirlo con la ayuda del Espíritu de Dios para entender y escoger lo verdaderamente correcto y bueno, pues satanás usa trampas y se disfraza como ángel de luz, 2 Corintios 11:14.
Él enemigo hace sentir apetitoso al ser humano lo que en verdad es un veneno de muerte; esa es la razón por la cual vemos a una persona famosa y “filántropa” en activismo de “obras de bondad” pareciendo un ser de gran personalidad y ¨bondad¨con muchos fans, pero lo que hace es usar su influencia, su riqueza y su poder, debemos tener discernimiento, porque el Señor dice: Ella se glorifica a sí misma, y vive rodeada de lujos, denle el tormento y sufrimiento en la medida en que se entregó a su orgullo y al derroche, pues dice en su corazón: aquí estoy sentada como una reina; no soy viuda ni sufriré jamás; pero en un solo día vendrán sus calamidades; muerte, aflicción y hambre, y será quemada en el fuego; porque poderoso es Dios, el Señor, que la ha condenado, Apocalipsis 18:7-8. Este es el espíritu apóstata del engaño en la falsa piedad, en lo malo que parece bueno a través de personas que no son lo que parecen, 2 Timoteo 3:5.
No fue la parte del bien y del mal en el árbol de conocimiento lo que atrajo a Eva, fue el lado que parecía bueno, Cuando la mujer vio que el árbol era bueno para comer, y que era agradable y deseable a sus ojos para alcanzar sabiduría, tomó de su fruto y comió; y dio también a su marido que estaba con ella, y él comió, Génesis 3:6. Hay muchos “buenos” que en realidad son rebeldes y necios para Dios; así es como el hombre de pecado, el hombre rebelado contra Dios, engañará no solo a las personas, sino a naciones enteras, porque su falsa bondad será demasiado seductora, pero en realidad será una completa rebelión contra Dios.
El engañó es lo que el enemigo está reforzando en estos últimos tiempos, por eso Jesús advirtió, Porque vendrán falsos salvadores y falsos profetas; y harán grandes obras y hazañas, para engañar, si es posible, hasta a los que Dios mismo ha escogido, Mateo 24:24.
Es así como muchos engañados creen que están al lado de una idea o premisa que parece una verdad o algo bueno; en otras palabras, el enemigo, envuelve en un empaque de aparente piedad y ayuda, un gran engaño que lleva a la muerte y la destrucción…satanás mismo se disfraza de ángel de luz. Por eso no es de sorprenderse que sus servidores se disfracen de seguidores de la justicia, 2 Corintios 11:14b-15.
Esos falsos mensajeros confunden a la gente haciéndoles creer que se esfuerzan por lo bueno y lo haciéndolo parecer como si procediera de Dios, la palabra del Señor es muy clara al decirnos que necesitamos urgentemente del discernimiento, Entonces ustedes se volverán y discernirán la diferencia entre el justo y el malo, entre el que sirve a Dios y el que no le sirve, Malaquías 3:18.
Es la cizaña en medio del trigo de que habló Jesús, Mateo 13:24-52. Estarán juntos los malos y los buenos, creyendo que todos sirven a Dios, el tiempo es muy engañoso y se acrecentará el engaño en la medida que se acerca la Venida del Señor, el engaño será un truco contra la santidad y la consagración a Dios.
Necesitamos reconsiderar la profundidad de la palabra, es urgente anclarnos en la verdad de Dios, porque el apartarnos de Dios no es algo de la noche a la mañana, ni de manera consciente, ahí es donde se corre el riesgo de asumir lo malo como bueno, de tomar lo que no procede de Dios como si lo fuera, pero en el fondo no es así, Por lo tanto, es necesario que con más diligencia atendamos al mensaje que hemos oído, para que no nos apartemos del Camino, Hebreos 2:1.
Por otra parte, debemos estar seguros entre lo que es Salvador y Señor, se lleva a las personas a hacer la oración de fe, recibiendo a Jesús como Salvador, pero si lo sabemos, la palabra Salvador aparece 36 veces en la biblia, mientras la palabra Señor, aparece más de 7.800 veces, la palabra nos enseña que debemos confesar a Jesús como nuestro Señor,  Si con tu boca reconoces a Jesús como Señor, y con tu corazón crees que Dios lo resucitó, alcanzarás salvación, Romanos 10:9. Fue algo que Jesús enfatizó cuando dijo: ¿Por qué ustedes me llaman Señor, Señor, y no hacen lo que les digo? Lucas 6:46.
  1. La palabra Señor es suprema autoridad, por lo tanto cuando confesamos a Jesús como nuestro Señor, nos estamos poniendo bajo su autoridad suprema, como lo narra Marcos 10:17-22. El joven rico quería ser salvo, pero en el profundo de su corazón había algo más importante que Dios, era su riqueza; Jesús está preocupado porque comencemos y terminemos bien, pero a muchos el dinero los lleva en dirección opuesta impidiéndoles sujetarse al Señorío de Dios. La única forma de salvarnos es soltar todo lo que esté por encima de Dios y nos seduzca para engañarnos y sacarnos del camino eterno.
Cuando el joven rico oyó a Jesús decirle que fuera y vendiera todo lo que tenía para seguir al Señor, el chico se puso muy triste, pues era demasiado rico, muchos pueden tener el deseo de ser salvos, pero su vida muestra todo lo contrario porque la intención sola no sirve, Dios mira el interior del hombre y la apariencia de buenas intenciones no es suficiente para tener a Cristo como Señor. Es necesario tomar la decisión y elegir en verdad a quien servimos, si a Dios o al mundo y sus riquezas. Debemos soltar y abandonar todo lo que nos impida tener a Jesús como Señor y Dios de nuestras vida para poder vivir y dar de corazón y en verdad, A YHWH presta el que da al pobre, y el bien que ha hecho, Él se lo recompensará, Proverbios 19:17.
Jesús nunca usó las ventajas y las bendiciones del evangelio para atraer a las personas, solo habló de seguirlo NO por lo que Él puede hacer por nosotros, sino por lo que Él es, lo cual se basa en el amor genuino a Dios.
  1. Hay otro punto importante para considerar en estos tiempos, la gracia de Dios. Muchos creyentes que saben acerca de la palabra, pero confunden lo que es la verdadera gracia del Señor; para algunos gracia es salvación, regalo o don gratuito, perdón de pecados y amor de Dios; está bien saber eso porque somos salvos por gracia, pero la gracia en su sentido más profundo, es Poder de Dios, Pero el Señor ha dicho: Que te baste mi gracia, porque mi poder se perfecciona en la debilidad…2 Corintios 12:9a.
Es el poder de Dios el que se perfecciona en la imposibilidad humana, la gracia es el poder de Dios que nos da la habilidad de hacer lo que no podemos hacer por nosotros mismos, no podemos vivir una vida cristiana santa sin su gracia, es a través del poder de Dios por su Espíritu que reside en cada uno de los redimidos en Cristo, es por eso que el apóstol escribe: Gracia y paz les sean multiplicadas en el conocimiento de Dios y de Jesucristo nuestro Señor,  2 pedro 1:2.
Es la gracia o poder de Dios la que nos transforma y nos permite vencer la debilidad del pecado para abandonarlo, es por la gracia de su poder que vencemos la tentación y la esclavitud a una vida de inmundicia, es su gracia lo que nos cambia y nos habilita para hacer lo que no podemos hacer sin Cristo, es por su gracia que podemos ser santos como Dios anhela de sus hijos, por eso sin santidad nadie verá al Señor, Hebreos 12:14.
  1. Ser limpios de pecado, es solo por la gracia divina que nos ayuda a superar la debilidad del cuerpo carnal: dos personas han sido perdonadas, pero la realidad es que una se irá al cielo y la otra no, porque no creyó, y no creyó porque no conoció a Su Señor y Salvador; muchos cristianos están intentando vivir en santidad, pero no lo logran porque lo están haciendo en sus propias fuerzas, por eso caen y se levantan en un círculo vicioso y se sienten frustrados, lo cual lleva a muchos a ser legalistas hipócritas o libertinos descarados que se mueven en sus capacidades y no en la fe; podemos tener las cosas de Dios cuando creemos de corazón y nos aferramos al Señor, sujetándonos a su señorío, es decir, que sea Cristo quien nos dirija y gobierne, aún en lo más mínimo, no es tiempo para jugar con la salvación y la vida, Mateo 24:37-42.
El libertino dice que la gracia cubre los pecados que ellos aman, que una vez salvo, salvo para siempre, por eso se vuelven “cristianos” que andan sobre arena movediza, y los otros legalistas que cubren parte de la ley pero no cumplen lo fundamental del evangelio que es el amor; la palabra nos vuelve a la realidad, necesitamos gracia para ser santos, Tengamos gracia, por medio de la cual sirvamos a Dios de manera aceptable, con respeto y reverencia, Hebreos 12:28b. Creo en el poder de Dios, me dispongo para Él, me quito lo viejo y me pongo sus nuevas vestiduras; esto nos transforma y nos hace santos a la manera de Dios.
Antes de que Jesús vuelva, tiempos peligrosos vendrán, y los estamos viviendo, 2 Timoteo 3:1-5, igual que cuando Él vino la primera vez, eran tiempos de muerte y maldad, por eso lo torturaron y sacrificaron: los hombres se aman así mismos, son desagradecidos, son impíos, son desobedientes a sus padres, son vengativos y no perdonan, tienen una forma de “piedad”, que niega el poder de Dios; niegan la gracia de Dios que los cambia de impíos a santos y de injustos a justos.
Las personas están heridas, a ellos hay que decirles que la gracia de Dios los sana y llena sus vacíos, el mensaje del amor sanador de Cristo como regalo de vida que sana y salva; no podemos seguir indiferentes ante el cáncer del pecado que mata a miles; no podemos seguir diciendo a muchos que su vida está bien cuando no lo está, Dios quiere que vivamos libres del pecado y que lo llamemos por su nombre, no que lo disfracemos, porque la paga del pecado es muerte, Romanos 6:23.
  1. Debemos tener un temor saludable de Dios, muchas personas confunden el temor a Dios con el miedo a Dios, perfeccionamos la santidad en el temor al Señor, por eso dice que nos ocupemos de nuestra salvación con temor y temblor, Filipenses 2:12. La presencia de Dios viene donde hay santidad y temor, muchos huyen y tiemblan ante la presencia de Dios porque no tienen ni santidad ni temor a su Señor; pero el Señor siempre nos dice: No temas.
El temor a Dios es lo que nos lleva a ser santos y no pecar; quien le tiene miedo a Dios, esconde un pecado, pero quien le teme, lo ama, respeta y lo obedece para buscar su presencia. El engaño de confundir el temor con el miedo viene desde el Edén, el hombre y la mujer después de pecar, sintieron la presencia de Dios y huyeron para esconderse. Un hijo de Dios, cristiano verdadero, se aterra de estar lejos de su Señor, esto es temor a Dios; Lucifer estaba en el cielo y dirigía la adoración pero no temía a su Creador, por eso se rebeló y hubo iniquidad en él, un tercio de los ángeles son caídos, no están en la gloria, creen pero tiemblan de miedo ante Dios, Santiago 2:19.
Somos probados en el temor y amor a Dios, estas dos fuerzas nos mantendrán en el camino de la vida; la presencia de Dios es lo más hermoso que podemos tener y el más grato deleite que podemos disfrutar; Moisés es un gran ejemplo de anhelar la presencia del Señor, pero el pueblo anhelaba lo que Dios hacia por ellos, era tanto el amor de Moisés por la divina presencia que dijo: Si tu presencia no va conmigo, yo no iré, Éxodo 33:15, el pueblo se hubiera conformado siendo guiados por un ángel, Moisés no.
Moisés le demostró a Dios, que prefería estar en su presencia más que en sus promesas, de igual modo muchos cristianos de hoy, solo buscan las promesas de Dios, pero no anhelan su presencia; la verdad es que si tenemos su presencia, las promesas vendrán como añadidura, Mateo 6:31-33.
El engaño de los últimos días se basa en satisfacer la carne, fue la forma que usó satanás para tentar al Santo de Israel, Mateo 4:1-11. Con su presencia Dios nos garantiza todo lo que necesitemos, porque no hay justo desamparado ni su descendencia que mendigue pan, Salmos 37:25. Ahí está toda nuestra provisión y todo lo hermoso que nuestros ojos puedan ver; esto es adoración, porque adorar es a quien obedecemos, no lo que cantamos. La mayor forma de adoración es la obediencia a Dios, y eso se da porque amamos y tememos de corazón al Señor. Una cosa es conocer a Dios y otra saber de Él.
Como en los días de Noé, así será la venida del Hijo de Dios. Como en los días antes del diluvio, comían y bebían, se casaban y se daban en casamiento, hasta el día que Noé entró en el arca, no entendieron hasta que vino el diluvio y se los llevó a todos, así será también la venida del Hijo del Hombre. Entonces estarán dos en el campo, uno será tomado y el otro dejado. Dos mujeres estarán moliendo, la una será tomada y la otra dejada. Velen pues, porque no saben a qué hora vendrá su Señor, Mateo 24:37-42. Amén.

Mg. MEHC, hija del Dios vivo, real y verdadero y servidora de su reino

                                                                       

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s