UNOS A OTROS, ESTO ES VIDA EN COMUNIDAD

CUERPO DE CRISTO-UNOS A OTROS

 

UNOS A OTROS, ESTO IMPLICA VIDA EN COMUNIDAD UNIDA

Y YO también te digo, que tú eres Pedro, y sobre esta Roca edificaré mi iglesia; y las puertas del hades no prevalecerán contra ella, Mateo 16:18…Hemos llegado a ser espectáculo al mundo, a los ángeles y a los hombres, 1 Corintios 4:9b.
Para que la multiforme sabiduría de Dios sea ahora dada a conocer por medio de la Iglesia, a los principados y potestades en las regiones celestes, Efesios 3:10.
Solícitos en guardar la unidad del Espíritu en el vínculo de la paz; un cuerpo, un Espíritu, como también fueron llamados a una misma esperanza de su vocación; un Señor, una fe, un bautismo, un Dios y Padre de todos, el Cual es sobre todos, y por todos y en todos. Efesios 4:3-6.

El ser humano fue creado para vivir en sociedad, juntos, porque todos nos necesitamos unos a otros para completarnos, complementarnos y ser felices unidos en la verdad, el amor y la compañía. Vivir unidos unos a otros nos permite crecer, madurar, renovar la mente, dominar los miedos y vencer las imperfecciones, esa es nuestra diaria tarea en un trabajo mancomunado y solidario sobre la base de los principios y valores que el Creador nos ha dejado en el Manual de Vida, la Biblia. Todos juntos, unidos por las coyunturas del afecto, la gracia, el favor, y el servicio mutuo, La sal es buena; pero si deja de estar salada, ¿cómo podrán ustedes hacerla útil otra vez? Tengan sal en ustedes y vivan en paz unos con otros, Marcos 9:50.

Ser sal de la tierra nos obliga a evitar y vencer la corrupción, ser luz nos implica iluminar y brillar para hacer retroceder las tinieblas y derrotar las mentiras que brotan de la oscuridad. Recuerdo cuando estaba en el Seminario y me pusieron a investigar acerca de la unidad y el compañerismo, empecé a leer con avidez las páginas del NT y encontré las frases “unos a otros”, fue algo que me llamó mucho la atención, y empecé a anotar esto en mi cuaderno, con lo cual concluí mi trabajo por lo cual les comparto este mensaje que Dios ha puesto en mi corazón y lo ha confirmado, Mateo 5:13-14.

Estar unidos hoy es una necesidad urgente para vencer el dicho de “divide y reinarás”; una frase, por cierto malvada y perversa que encierra avaricia, sed de poder y espíritu narcisista del yo reinando para destruir, traer muerte y derrumbamiento de la sociedad, algo que no solo atañe a todo ser humano creado a la imagen de Dios, y que es más que palabras, implica permanecer asidos al Creador para poder estar unidos, juntos y en paz, Enséñense y aconséjense unos a otros con toda la sabiduría que el Señor da. Colosenses 3:16a.

La congregación de creyentes que el Eterno ha venido formando y multiplicando tiene más parecido a un hospital que a un lugar de recreo, podemos asegurar que el 90% de las personas que llegamos a los pies de Jesucristo, llegamos enfermos y vueltos pedazos a causa del pecado y el corazón torcido por la mezquindad y el desamor del ego inflado y soberbio, necesitamos estar juntos en amor y conscientes que Dios nos creó para ser bendecidos y transmitir bendición mediante la cooperación y la ayuda, perdonándonos y pasando por alto todas nuestros errores, pues aunque todos poseemos dones y talentos, también somos  débiles e imperfectos, Por eso, confiésense unos a otros sus pecados, y oren unos por otros para ser sanados. La oración fervorosa del justo tiene mucho poder, Santiago 5:16.

Con la frase “Unos a otros” el Sabio Dios del universo nos muestra el camino mejor a una vida social y una convivencia sana de mutuo respeto y compañerismo, que cambie las agresiones, que dejemos de quejarnos y miremos el valor y la capacidad que tenemos unos y otros. El Creador nos convoca a la unión, el apoyo y la ayuda mediante el servicio, la enseñanza, la colaboración y la amabilidad incondicional entre todos, confórtense unos a otros, 1 Tesalonicenses 4:18.

Como gente de fe centrada en Dios, esto nos confirma la importancia de SER hacedores y no solo oidores de las Buenas Nuevas, dentro de un testimonio de vida que hable más que las palabras. Solo con la unión y la fuerza espiritual en Cristo podemos vencer tanta división, celos, egoísmo,  envidia, competencia, codicia y avaricia que domina al mundo que vive sin Dios ni ley, gente usada como instrumentos de maldad por el adversario de las almas y enemigo acérrimo de Dios, el bien y la unidad deben ser la razón de todas nuestras actividades e intenciones, Con actitud humilde cada uno de ustedes considere al otro como más importante que a sí mismo, Filipenses 2:3Pues si YO, el Maestro y Señor, les he lavado a ustedes los pies, también ustedes deben lavarse los pies unos a otros, Juan 13:14.

Los únicos que podemos dar a conocer la multiforme gracia y sabiduría de Dios somos los redimidos en la sangre del Cordero, lo podemos hacer porque hemos crucificado la carne en la cruz para viviendo ligados al Hijo de Dios, El Mesías que enseñó a sus discípulos y  que oró por ellos y por nosotros en Juan 17, esa multiforme sabiduría de Dios, que se expresa bellamente en la carta a los Efesios, Sean humildes y amables; tengan paciencia y sopórtense unos a otros con amor, Efesios 4:2. La palabra del Eterno es la clave y la base del cambio en corazones de piedra a corazones sensibles y tiernos que se enamoran, transforman y apasionan por su Hacedor expresándolo con sus semejantes, Lucas 10:25-37.

La congregación que Cristo estableció lleva su nombre en alto y con dignidad mediante el amor y el servicio. Las iglesias establecidas por voluntad de hombres no llevan su nombre y creen en cualquier nombre, se mueven y trabajan por leyes de hombres, por lo tanto llevan nombres humanos, pero nosotros somos llamados a vivir sobre la base y fundamento de verdades y principios eternos plasmados en las Escrituras, Les doy este mandamiento nuevo: Que se amen los unos a los otros. Así como YO los amo a ustedes, así deben amarse ustedes unos a otros, Y conocerán que son mis discípulos si tienen amor los unos por otros, Juan 13:34-35.

El pueblo del Eterno Creador está puesto en la tierra para exaltar su gloria, para dar a conocer su amor mediante el mensaje de la vida y la fraternidad permitiendo la manifestación del Espíritu Santo por los, dones, los ministerios, las maravillas y el fruto del Espíritu con que cada uno hemos sido equipados, en oposición a los soberbios que blasfeman y hacen el mal, Tengan el mismo sentir unos con otros; no sean altivos en su manera de pensar, sino condescendientes y humildes. No sean sabios en su propia opinión, Romanos 12:16.

Dios ha llamado a su pueblo a la humilde unidad en afecto, calidez, armonía, vida y pureza en sana y agradable manera de vivir digna y moralmente, vivenciando el mensaje salvador y transformador manifestado y predicado por Jesucristo, para que todos obedezcan y amen no solo a su Hacedor, sino a todos engendrados por Dios mismo, sean judíos o no judíos; Dios ama la unión y la integridad en verdad y justicia, por eso hizo de dos pueblos uno solo, Cristo es nuestra paz. Él hizo de judíos y de no judíos un solo pueblo, destruyó el muro que los separaba y anuló en su propio cuerpo la enemistad que existía, Efesios 2:14. Por eso, ya no nos debemos criticar unos a otros. Al contrario, propongámonos no hacer nada que sea causa de tropiezo al hermano, o que ponga en peligro su fe, Romanos 14:13.

Todo el NT expresa maravillosamente la forma en que Dios salvó a la humanidad creyente, nos reconcilió con Él para que nosotros unidos en su amor lo honremos, esto es algo espiritual, no se trata de judaizar a cristianos ni de introducir a los judíos en el cristianismo, ni de leyes humanas, se trata de ser todos en uno, Jesucristo, Dios hecho hombre y ejemplo máximo de vida, por su sacrificio y su victoria en la tumba vacía, con el fin de que todos amemos al Dios Creador, tengamos al Salvador y vivamos unidos en bondad y justicia en medio de las diferencias personales que nos hacen únicos, pero que nos atraen mutuamente, Por eso, acéptense unos a otros así como Cristo los ha aceptado. Acéptense para honrar al Eterno Dios, Romanos 15:7.

Vivir unidos y en armonía es mayordomía y servicio en practicidad, por lo tanto los mayordomos de Dios aunque estamos en el mundo, no somos del mundo, pero servimos y amamos a los que están en el mundo, mostrando el poder transformador de Jesucristo en su vida maravillosa y sus enseñanzas, Él nos ha apartado para su gloria y para ser instrumentos de la gracia que el Padre manifestó a todos en Cristo; debemos trabajar con los dones y capacidades que el Señor ha repartido a cada uno, siendo amables y reales seguidores del Divino Maestro, agradecidos, con contentamiento y paz por todo lo mejor que tenemos en Dios, Según cada uno ha recibido un don especial, úselo sirviéndose los unos a los otros como buenos administradores de la multiforme gracia de Dios, 1 Pedro 4:10.

Los discípulos de Jesucristo, hijos del Dios vivo, real y verdadero estamos puestos para una labor conjunta de equipo mancomunado, sustentados en el poder y el brazo del Creador, somos mayordomos, no dueños; hemos recibido la vida y la confianza en Dios con los recursos y el privilegio de administrar con alegría y sabiduría las riquezas del reino de Dios y la abundancia de bendiciones que produce la tierra, para llevar a cabo la función de ensanchar el reino de Dios, haciendo discípulos a los creyentes, evangelizando a los inconversos y sosteniendo al necesitado, Ténganse cariño unos a otros, afectuosos como hermanos. Den preferencia a los demás y respétense unos a otros, Romanos 12:10Y cuando se reúnan a comer, espérense los unos a los otros, 1 Corintios 11:33. Esto es respeto y normas de urbanidad para la convivencia pacífica.

Nuestra unión, compañerismo y servicio cristiano fluyen del amor de Dios por lo que Él hizo a través de Jesucristo en la cruz, lo cual nos hace aptos para amar y ser amados a través de hechos y actitudes de verdad, equidad y afecto real sin fingimiento, ni intereses propios, como lo hizo nuestro SEÑOR, Un mandamiento nuevo les doy: Que se amen unos a otros, como YO los he amado, que también se amen unos a otros, Juan 13:34 y 15:12 y 17. Para que sean uno, así como nosotros, Juan 17:11cY ante todo tengan entre ustedes ferviente amor, que cubre muchos pecados, 1 Pedro 4.8Para que no haya desunión en el cuerpo, sino que cada miembro del cuerpo se preocupe por los otros, 1 Corintios 12:25.

Como hijos de Dios estamos para honrarnos entre sí como una gran familia, porque Dios nos amó primero, así debemos guardarnos cariño y afecto sincero y leal, Hemos sido llamados a la libertad. Pero no podemos usar la libertad para dar rienda suelta a los instintos. Más bien a servirnos unos a otros en amor, Gálatas 5:13Hospédense los unos a los otros sin murmuraciones, 1 Pedro 4:9Por lo tanto recíbanse los unos a los otros, como también Cristo nos recibió, para gloria del Padre, Romanos 5:7. Esto es mayordomía y unidad al servicio de Dios, aceptándonos mutuamente cuando el Amado nos permite servir y ser bendición.

Esta clase de vida en Cristo es algo real e intencional a la luz del propósito de YHWH, porque estamos firmemente comprometidos con la majestad, gobierno y soberanía de nuestro SEÑOR, aquí y ahora; es decir que somos responsables y conscientes de que todo ser humano tiene un final eterno, y que todos hemos sido comprados a precio de sangre por nuestro Salvador que sigue buscando a los perdidos y atrayendo las ovejas descarriadas a la gloria de su reino, Estoy seguro hermanos míos, de que ustedes mismos están llenos de bondad, llenos de todo conocimiento, de tal manera que pueden amonestarse unos a otros, Romanos 15:14. Cuando Servimos, bendecimos y llevamos ánimo y vida a otros, nosotros somos los más beneficiados, sentimos gozo y satisfacción de la labor cumplida llevando la presencia y el amor de Dios, lo se muy bien en todos esos años que serví en las cárceles, en las instituciones de ayuda a los habitantes de la calle, sus hijos y de los enfermos en los hospitales y casas que el Eterno me ha dado el privilegio,

A pesar de los tiempos y las circunstancias que vivimos con gobiernos represivos y gentes sin Dios ni ley, estamos llamados a tener vidas santas e irreprensibles de gentes rectas y trasparentes que enseñan con su estilo de vida y comportamiento en justicia, honradez, verdad y bondad, porque SÍ se puede vivir aplicando las enseñanzas de la biblia, mirando a Jesucristo y siguiendo sus pisadas para permanecer en la presencia de Abba Padre, por eso No nos hagamos vanagloriosos, provocándonos unos a otros con envidias, Gálatas 5:26; sino que debemos llevar las cargas los unos de los otros, para que cumplamos así ley de Cristo, Gálatas 6:2Digamos siempre la verdad a todos, porque somos miembros de un mismo cuerpo, Efesios 4:25, y Colosenses 3:9.

A los seguidores de Cristo los debe distinguir y unir los principios bíblicos, los valores morales y las virtudes personales, Los saludan todos los hermanos, salúdense los unos a los otros con beso santo, 2 Corintios 13:12.  Así que anímense unos a otros…1 Tesalonicenses 4.185:11Anímense y exhórtense unos a otros cada día mientras haya un Hoy; para que ninguno de ustedes se endurezca por el engaño del pecado, Hebreos 3:13Tratemos de ser considerados unos con otros para estimularnos al amor y las buenas obras, Hebreos 10:24Hermanos, no se quejen unos de otros para que no sean juzgados, pues el verdadero Juez, ya está a las puertas, Santiago 5:9.

El perdón, la misericordia y la compasión deben ser como un escudo alrededor del cuerpo de Cristo, para que el enemigo no gane terreno, Sean buenos y compasivos los unos con los otros, y perdónense, así como Dios los perdonó a ustedes en Cristo, Efesios 4:32Sean comprensivos con las faltas de los demás, sopórtense y perdónense  todas las ofensas, Colosenses 3:13. Así nuestra vida será una continua adoración unida. Alabando a Dios, y teniendo favor con todo el pueblo. Y el Señor añadía cada día a la Iglesia los que habían de ser salvos, Hechos 2:47. Cuando se reúnan, canten salmos, himnos y canciones espirituales. Alabando a Dios el Padre de todo corazón, y dándoles siempre gracias por todo, en le nombre de nuestros Señor Jesucristo, Efesios 5:19-20. Colosense 3:16b.

Gran responsabilidad es la nuestra siendo ejemplo de ser los primeros en sujetarnos a los padres, las autoridades y los superiores para testificar de nuestro Dios, Ustedes que honran a Cristo, deben sujetarse los unos a los otros, Efesios 5:21Porque somos miembros de su cuerpo, de su carne y de sus huesos, Efesios 5:30Igualmente jóvenes, estén sujetos a los ancianos, y todos sumisos unos a otros, revístanse de humildad, porque Dios resiste a los soberbios y da gracia a los humildes, 1 Pedro 5:5.

Gran parte de ese testimonio de unidad y mayordomía está en orar, interceder, vigilar y hacer jornadas de ayuno juntos por amor, ya que todos somos peregrinos necesitados de Aquel que nos Creó, Orando en todo tiempo con toda oración y súplica en el Espíritu, y velando en ello con toda perseverancia y súplica por todos los santos, Efesios 6:18Póngase de acuerdo de todo corazón entre ustedes, amándose unos a otros y trabajando juntos con un mismo pensamiento y un mismo propósito, Filipenses 2:2 y 3:16.

Edificándonos, aprendiendo, enseñando y creciendo unidos es la tarea, no cada uno por su ladoY lucho para animarlos a todos para que se mantengan unidos en el fuerte lazo de amor de Cristo, y que tengan la plena seguridad de comprender todo el plan que el Padre y Cristo habían mantenido en secreto, Colosenses 2:21 y Tesalonicenses 3:9A fin de perfeccionar a los santos para la obra del ministerio, para la edificación del cuerpo de Cristo. Efesios 4:12. Por lo cual anímense unos a otros, y edifíquense unos a otros, 1 Tesalonicenses 5:11-13.

Los miembros del cuerpo de Cristo estamos para desarrollarnos juntos, Lo que has oído de mi ante muchos testigos, esto encarga a hombres fieles que sean idóneos para enseñar también a otros, 2 Timoteo 2:2. Conocer a Dios, dar testimonio y tener vidas santas nos otorga autoridad para amonestar, disciplinar, animar y sostenerse unos a otros con cuidado y esmero, También les rogamos hermanos, que amonesten a los ociosos, que alienten a los de poco ánimo, que sostengan a los débiles, y que sean paciente para con todos, 1 Tesalonicenses 5:14.

El cuerpo de Cristo debe amar la pureza y abandonar las obras de la carne y los hábitos del mundo, mostrando las cualidades y virtudes del carácter de Cristo y el fruto del Espíritu Santo en la nueva vida que Cristo ha otorgada a su novia, por la cual, muy pronto vendrá, Cristo amó a la Iglesia y se entregó a sí mismo por ella para santificarla, habiéndola purificado en el lavamiento del agua por la palabra, Efesios 5:25bSi andamos en luz, como Cristo está en luz, tenemos comunión unos con otros, 1 Juan 1:7. Solo el amor y la unión entre los miembros del cuerpo de Yeshua Hamashiah nos ayudará a hacer huir al enemigos si nos sometemos a Él y vivimos la palabra viva del Eterno.

Oremos: Damos toda la gloria, el agradecimiento y reconocimiento a Ti Padre Eterno, en el poderoso nombre de nuestro Señor y Salvador Jesucristo por la sabiduría que encontramos en tu maravillosa palabra y por la presencia de tu Santo Espíritu que hoy está en medio de nosotros para guiarnos a tu conocimiento y verdad para que podamos ser causa de adoración a ti y bendición a miles. Ayúdanos a permanecer unidos en ti, para que el enemigo no gane terrenos contra nuestras vidas, en el poderoso nombre de Jesucristo de Nazaret, Amén

Mg. MEHC, hija del Dios vivo, real y verdadero y servidora de su reino.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s