CUARTO MANDAMIENTO, PIEDAD, MISERICORDIA Y DESCANSO

EL CUARTO MANDAMIENTO-WORD PRESS-diapositiva

                     

CUARTO MANDAMIENTO-PRINCIPIO DE  MAYORDOMÍA DEL TIEMPO

 Guardarás el día de reposo para santificarlo como YHWH  tu Dios te ha mandado. Seis días trabajarás y harás toda tu obra, pero el séptimo día es reposo a YHWH tu Dios; ninguna obra harás tú, ni tu hijo, ni tu hija, ni tu siervo, ni tu sierva, ni tu buey, , ni tu asno, ni ningún animal tuyo, ni el extranjero que está dentro de tus puertas, para que descanse tu sirvo como tú,  Deuteronomio 5:12-14.
Bendijo Dios el día séptimo y lo santificó, porque en él reposó de toda la obra que había hecho en la creación, Génesis 2:3, (es antes del Sinaí). Acuérdate del día de reposo para santificarlo. Seis días trabajarás, y harás toda tu obra; pero el séptimo día es reposo para Jehová tu Dios; no hagas en él obra alguna tú, ni tu hijo, ni tu hija, ni tu siervo, ni tu criada, ni tu bestia, ni tu extranjero que está dentro de tus puertas, porque en seis días hizo Jehová los cielos y la tierra, el mar, y todas las cosas que hay en ellos, y reposó el séptimo día; por tanto Jehová bendijo el séptimo día y lo santificó. Éxodo 20:8-11, Deuteronomio 5:12-15.
Y por esta causa los judíos perseguían a Jesús, y procuraban matarlo, porque hacia estas señales en día de reposo. Y Jesús les respondió: Mi Padre hasta ahora trabaja, y YO también, Juan 5:16-17.
Por tanto, que nadie los juzgue ni critique a ustedes por lo que comen o beban, o por cuestiones tales como días de fiesta, luna nueva o día de reposo, Colosenses 2:16.
El Gran mandamiento trata de a quién adoramos y nos marca el principio de prioridad, el primer mandamiento de cómo adoramos, nos marca el principio de Fidelidad, el segundo trata la actitud para adorar y nos marca el principio de reverencia,  el cuarto nos dice cuándo y cómo adoramos y nos lleva al principio de mayordomía del tiempo en la consagración a Dios; en esa mayordomía del tiempo debe existir un espacio para dedicarnos a la piedad y el descanso mientras adoramos; Enseñaba Jesús en una sinagoga en sábado…Y le dijo: Mujer, eres libre de tu enfermedad. Puso las manos sobre ella, y se enderezó al momento y glorificaba a Dios…Pero el alto dignatario de la sinagoga, enojado de que Jesús hubiera sanado en sábado, dijo a la gente: Seis días hay en que se debe trabajar; en estos, pues, vengan y sean sanados, y no en sábado. Entonces el Señor le respondió y dijo: ¡Hipócrita! ¿No desatan ustedes su buey y su asno del pesebre y lo llevan a beber en sábado? Y a esta hija de Abraham, que satanás había atado 18 años, ¿no se le debía desatar de esta ligadura en sábado?…Lucas 13:10-22.
Este cuarto mandamiento ha sido uno de los más controvertidos que ha causado más revuelo no sólo en los tiempos bíblicos, por estar entre los diez mandamientos y ser ratificado en varias partes de la Escritura, Isaías 58:13-14, Jeremías 17:22, sino que también en los días actuales es causa de discusión y división entre algunos sectores de la cristiandad; es piedra de tropiezo para muchos con respecto a la ley que fue dada a los antiguos a.C. y para los creyentes en Cristo, fue cumplido en Él mismo Mesías al confirmar la ley y los profetas sobre la base del amor, la piedad y la misericordia salvadora dejando de lado lo ritual y ceremonial. El Mesías Rey sustentó la ley moral del bien, la verdad y la justicia en principios que permanecen para siempre, Oh hombre, YHWH te ha declarado lo que es bueno, y qué es lo que pide Él de ti: solamente hacer justicia, amar misericordia y humillarte ante tu Dios, Miqueas 6;8.
1. JESUCRISTO ES SEÑOR DEL DÍA DE REPOSO. Porque el Hijo del Hombre es Señor del día de reposo, Mateo 12:8. El NT relata varios pasajes donde el Señor Jesucristo se enoja y confronta grandes disputas porque era el mismo Dios en la tierra, quien no guardaba literal ni religiosamente el día sábado como algo mecánico y ritualista; fue por esta razón que el Señor Jesucristo se hizo insoportable ante los ojos de fariseos, escribas, sacerdotes y maestros de la ley judaica, llamándolos en repetidas ocasiones, hipócritas, Mateo 23:13-36.
Si observamos detenidamente los relatos de los cuatro evangelios, Jesús no dejaba de asistir a la sinagoga cada día sábado: allí enseñaba, sanaba, hacía milagros y liberaba, así lo hizo, hasta el día de su sacrificio en la cruz, siempre estaba con los vecinos de su comunidad, entre el pueblo con pecadores, pobres y necesitados para hacer el bien, sembrar la verdad del evangelio y hacer justicia aún en día sábado.
Así que guardar el día de reposo consiste esencialmente en reverenciar y honrar a Dios con nuestro amor permaneciendo dentro de la voluntad del Padre como lo hizo Cristo, prodigando amor al prójimo en humildad y entrega mostrando misericordia para atraer a los pecadores al reino de Dios para que muchos sean salvos. El evangelio en su esencia es amor en acción, relacionándonos con los demás, para dar lo mejor de sí mismos y para compartir las maravillas del Eterno; estar din afanes pero en descanso juntos con Dios en el centro de nuestras vidas y corazón nos permite conocer, ver y saber las necesidades propias de nuestro prójimo con el fin de ayudar, bendecir y hacer el bien en el momento preciso, primeramente a la familia de la fe, Gálatas 6:10.
Mientras el Señor exhortaba acerca del reino del Padre, su mirada se fijó en una mujer, no porque sobresaliera su joroba, sino por el dolor y la angustia que se reflejaban en su rostro llamando la atención del amoroso Salvador, que la vio, se acercó a ella y la sanó; fue una forma de mostrar el profundo amor de Dios, la bondad y piedad del Buen Pastor que cuida sus ovejas y los trae a su descanso como lo dice Mateo 11:25-30. Jesús no se quedó en meras palabras ni ritualismos vacíos. Jesucristo puso a vista de todos, la esperanza salvadora de su Reino, el consuelo de Abba Padre y la respuesta perfecta y oportuna para aquellos que sufren; Jesús no se quedó indiferente y religioso ante  la necesidad salvadora y el dolor personal, era necesario actuar y mostrar su gloriosa gracia, porque A libertad fuimos llamados, Gálatas 5:13.
Reflexionando acerca de la realidad del día de reposo, lo que significa para Dios y lo que debe ser para nosotros como ciudadanos del reino celestial, redimidos en El Mesías Rey y lavados en su sangre para perdón de pecados y salvación eterna, debemos profundizar en el contexto bíblico y conocer al Creador para entender su mensaje, Por tanto, que nadie los juzgue ni critique a ustedes por lo que comen o beban, o por cuestiones tales como días de fiesta, luna nueva ni día de reposo, Colosenses 2:16.
2. EL DESCANSO UNA OPORTUNIDAD PARA SER BENDICIÓN, Vengan a Mí todos los que están trabajados y cargados, y YO los haré descansar, Como se narra en Mateo 11:28. Lucas 13:10-22, no sólo para aquel alto dignatario judío sino para todas las personas del AT que estaban bajo la ley, les era necesario el rito de dejar de trabajar en sábado, era algo habitual que debían hacer porque no reconocían al Salvador, al Mesías que estaba en medio de ellos. Jesús trabajó en día de reposo haciendo milagros y enseñando la palabra, y lo que el Señor nos está mostrando es algo más profundo y trascendental además de separar un día para Dios, porque todos los días son del Señor, y todos los días debemos adorar, alabar, buscar a Dios y bendecir a otros. Jesús nos enseña a fijar la mirada en el dolor y la necesidad del vecino para no quedarnos indiferentes ni insensibles ante la calamidad ajena, porque al pobre y al necesitado, siempre lo tendremos junto a nosotros, Mateo 26:11, Marcos 14:7 y Juan12:8.
Jesús no era un religioso más, tampoco se quedó impávido ante el sufrimiento ajeno como lo hacemos nosotros muchas veces, Él miró a la mujer y la llamó, no la vio como un número más en medio de la sinagoga, ni como alguien que sufre la consecuencias de su pecado; Jesús fijó sus ojos cargados de bondad sobre la mujer que necesitaba ser liberada del yugo del enemigo y su enfermedad. Jesús la tuvo en cuenta, la llamó, la tocó, le dio libertad, la sanó, le devolvió una vida de paz, la llevó a adorar y a poner los ojos en las cosas de arriba, Colosenses 3:1-3.
Si Jesucristo es Señor del día de reposo, Marcos 2: 23-28, entonces en ese tiempo qué apartamos para YHWH, debemos tener una actitud semejante a la de Jesús y el buen samaritano. El cuarto mandamiento no es para crear polémicas estériles de sí debo guardar el sábado, el domingo o cualquier otro día, eso solo era sombra de lo que había de venir, el Mesías Rey Salvador. Dios anhela de nosotros que abandonemos la frialdad e indiferencia espiritual, el egoísmo y el desamor para que no dejemos de hacer el bien en el momento preciso y oportuno; que otros vean el amor de Dios en una mano amiga que consuela, anima, ayuda y provee, por eso Él dijo: Lleven mi yugo sobre ustedes, y aprendan de Mí, que SOY manso y humilde de corazón; y hallarán descanso para sus almas; porque mi yugo es fácil y ligera mi carga, Mateo 11:29-30. Es más fácil amar a Dios y al prójimo que efectuar los ritos y las ceremonias de la ley.
3. JESUCRISTO ES NUESTRO REPOSO. El día de reposo fue hecho por causa del hombre, y no el hombre por causa del día de reposo, Por lo tanto el Hijo del Hombre es Señor aún del día de reposo, Marcos 2:27; El ejemplo de Jesús al estar presente en la sinagoga el sábado y hacer milagros en el día de reposo nos enseña espiritualidad en cercanía al Padre, amándolo a Él como nuestra más grande prioridad y al prójimo como a nosotros mismos, así resumió Jesús la ley y los profetas. Dios es el centro de nuestra vida para poder amar enseñar su palabra y congregárnos en el nombre de Cristo desde la perspectiva divina y NO humana ni propia; para poder ver a otros y hacer el bien reflejando el amor de Dios en Cristo, algo que debe estar presente siempre en el corazón del creyente, Si se aman los unos a los otros, todo el mundo se dará cuenta que ustedes son mis discípulos, Juan 13:35.
En Cristo tenemos libertad para entrar en la presencia del Padre todo el tiempo y a cada momento, no solo el día sábado o domingo, porque todos los días de la semana le pertenecen a Dios, Este es el pacto que haré con ellos después de aquellos días, dice el Señor: Pondré mis leyes en sus corazones, y en sus mentes las escribiréHebreos 10:16-25.
Cristo es nuestro Reposo sea sábado, domingo o cualquier otro día; el shabat era figura de la venida del Mesías, porque solo Jesucristo establece un descanso permanente para su pueblo. Él es el centro de este mandamiento al introducirnos en la gracia de Dios que nos hace aceptos ante sus ojos por la fe y confianza en el sacrificio salvador del Cordero que murió pero también resucitó; el ser humano no podía cumplir toda la ley ceremonial, por eso vino Cristo para hacernos libres del yugo de la ley y darnos libre acceso al Padre, en perdón y olvido de pecados para santificarnos, y perfeccionarnos restaurando la comunión con el Creador en plena libertad y descanso de su gracia expiatoria, una vez y para siempre, pues solo Cristo es justo y santo. Descansamos en Cristo siempre, no solo un día a la semana, Cristo es nuestro día de reposo encarnado, porque es el único que salva y su persona y salvación son más importantes que las reglas, Hebreos 10.
Muchos judíos ortodoxos y quienes no han tenido un encuentro personal con el Mesías, guardan el día de reposo, pero Dios mismo ha de revelarles su verdad; sin embargo, para todos los no judíos y salvados en Jesucristo, todos nuestros días son para Dios. Con libertad cada uno, aparta su tiempo según su trabajo, para buscar el rostro de Jesús, la presencia de YHWH, y la ministración del Espíritu Santo en medio de los santificados en la congregación de YHWH, con el fin de alimentarnos espiritualmente, fortalecer la fe y sostenernos mutuamente con actos de amor. Nuestra ley es la de la libertad, el amor y la gracia que honra a Dios en nuestra santa manera de vivir una vida Cristo céntrica, 2 Corintios 5:21.
Si alguno usa todo el tiempo solo para hacer lo suyo olvidándose de su Creador, falla y divide el cuerpo del Señor, al respecto Jesús dijo: El que no es conmigo, contra Mí es; y el que conmigo no recoge, desparrama, Lucas 11:23. Esa es la razón de que hayan muchos pobres y necesitados entre el pueblo de Dios, le piden a Él todos los días, pero no se ocupan de separar tiempo para Él, quebrantando así el Cuarto Mandamiento…porque cualquiera que guarda toda la ley, pero ofende en un punto, se hace culpable de todo…Santiago 2:8-13.
El reposo en Dios nos hace libres de todo peso de la ley, y quien no reposa en Cristo no puede cumplir la ordenanza del descanso para buscar a Dios, dar ofrenda y ser obedientes para congregarse con gratitud, alegría y disposición de corazón, llevando fruto en toda buena obra y creciendo en el conocimiento de YHWH. La palabra dice que si alguno llegó a Cristo incircunciso, que se quede así, el nuevo creyente no está obligado a circuncidarse, por lo tanto, tampoco estamos bajo la ley de guardar el día sábado, por precio de sangre hemos sido comprados de la esclavitud de la ley de los hombres que antagoniza con la voluntad perfecta de Dios en su gracia y favor, 1 Corintios 7:17-22.
En Cristo estamos completos y declarados justos, Colosenses 2:8-23. Por lo tanto debemos permanecer firmes en la fe de Jesucristo, pasando tiempo en oración, adorando, escudriñando su palabra y creciendo espiritualmente a sus pies, edificándonos y sosteniéndonos unos a otros. Todos los días apartamos tiempo para Dios en agradecimiento por lo que Él es, pero también lo que somos y tenemos en Él y su fidelidad es para estar juntos y en armonía en la compañía de los que aman a YHWH, Por lo tanto, que nadie los juzgue en comida o bebida, en cuanto a los días de fiesta, luna nueva o día de reposo, Colosenses 2:16.
Ir al templo no es solo para los sábados y domingos, las puertas deben estar abiertas todo el tiempo para que entre algún pecador arrepentido y sea salvo; Isaías 60:11; nuestro trabajo es reflejar a Cristo y mostrar la bondad de YHWH, para poder ver la manifestación de sus maravillas, no solo entre los redimidos, sino en los nuevos creyentes en Cristo, su presencia nos une para adorar como un solo cuerpo. Ponte a la puerta de la casa de Jehová y proclama allí estas palabras: Oigan todos los que entran por estas puertas a adorar a Jehová:…Mejoren sus caminos y sus obras, y los haré morar en este lugar, Jeremías 7:2-3, siga leyendo en su biblia estos textos para saber más al respecto. Isaías 28:9-12.
Todos los textos bíblicos referentes a la ley y día de reposo se cumplieron en Jesús. El séptimo día que Dios descansó de su obra creadora, es una explicación de lo que Dios hizo, después de haber trabajado seis días, descanso el séptimo; en Cristo es un llamado a la piedad honrando al Creador, y a la unidad, la fraternidad, la ayuda mutua y el compañerismo en medio del pueblo para que se desvanezcan las tinieblas que dividen y alumbremos con la luz de Cristo. Somos multiplicadores de las obras maravillosas que el Todopoderoso hace en nuestras vidas, por lo tanto debemos compartirlas y ser testimonio de los milagros y misericordias de los cuales hemos sido partícipes, He anunciado justicia en gran congregación; he aquí, no refrené mis labios, Jehová tú lo sabes. No encubrí tu justicia dentro de mi corazón; he publicado tu fidelidad y tu salvación; no oculté tus misericordias y tu verdad en la congregación, Salmos 40:9-10.
4. EL REPOSO ANTE DIOS ES MAYORDOMÍA DEL TIEMPO. Todo tiene su momento oportuno; hay tiempo para todo lo que se hace debajo del cielo, Eclesiastés 3:1. Jesús hizo muchos milagros en el día sábado, para confrontar la hueca y vacía religiosidad, legalismo y extremismo de personas que ni entraban ni dejaban entrar, así hoy, muchos, ni entran ni dejan entrar a otros a la gracia de Dios y se han quedado en apartes de la ley y la letra; son aquellos a quienes les importa más las formas de estructuras dogmáticas que el fondo y la importancia del asunto redentor, en la esencia del Evangelio que es el amor que brota de Dios en nuestros corazones, por eso, La tierra clama, esperando la manifestación de los hijos de Dios, Romanos 8:19.
Dios es Señor de nuestro tiempo, Él debe ser reverenciado cada momento de nuestra vida, no un solo día, debemos tomar conciencia de nuestra responsabilidad de administradores sabios del tiempo para no perder no solo bienes materiales, sino el tiempo que le pertenece a Dios porque lo manejamos mal; el Padre nos ha concedido tiempos de gracia y daremos cuentas de ello al Señor de la mies, porque se le presta más importancia a lo humano, mundano y terrenal que a lo celestial, Tú, tu hijo, tu hija, tu siervo, tu criada, tu bestia, tu extranjero que está dentro de tus puertas, porque en seis días hizo Jehová los cielos y la tierra, el mar, y todas las cosas que hay en ellos, y reposó, Éxodo 20:9.
Dios nos da poder y fuerzas para trabajar, pero también tiempo para consagrarlo y reverenciarlo a Él y la gracia para descansar y luego proseguir la jornada; tiempo para dedicarnos a la quietud de los afanes del mundo y dedicarlo a la palabra, la oración, la alabanza y la adoración junto con los hermanos de la fe y la familia; Dios es el dueño de todo y a Él debemos dedicarle un tiempo especial de nuestra vida diaria…Porque el que ha entrado en su reposo, también ha reposado de sus obras, como Dios de las suyas,…Hebreos 4:1-13. Cristo ya hizo su obra redentora, nos corresponde a nosotros seguir sus pisadas.
Este es el pacto que haré con ellos después de aquellos días, dice el Señor: Pondré mis leyes en sus corazones, y en sus mentes las escribiré, y añade: Y nunca más me acordaré de sus pecados y transgresiones…Así que, hermanos, teniendo libertad para entrar al lugar santísimo por la sangre de Jesucristo, por el camino nuevo y vivo que Él nos abrió a través del velo, esto es, de su carne, y teniendo al Gran Sumo Sacerdote sobre la casa de Dios. Acerquémonos con corazón sincero, con la plena certeza de fe, purificados los corazones de mala conciencia, y lavados los cuerpos con agua pura…Busquemos la manera de ayudarnos unos a otros, en amor y buenas obras: No dejando de congregarnos como algunos tienen por costumbre, sino dándonos ánimo unos a otros, mucho más, cuando vemos que el Día del Señor está cerca. Hebreos 10:16-25. Apartar un día para congregarnos es un mandato, no una opción.
Cuando Dios reposó después de la creación nos estaba dando un ejemplo de descanso  físico después de las arduas tareas de la semana para alejarnos del afán del trabajo y el bullicio del diario vivir, para que nos refugiemos en Él y santifiquemos nuestras vidas en un día especial, es decir, apartar tiempo honrando unidos su nombre, buscar su presencia y oír su enseñanza y consejo oportuno, El Dios de la creación se goza al ver reunida toda su familia. Ya se acerca el fin de todas las cosas. Así que para orar bien, manténgase sobrios y con la mente despejada, 1 Pedro 4:7
Continuamente nuestra alma tiene sed de Dios, me acuerdo de estas cosas, y derramo mi alma dentro de mí; de cómo yo fui con la multitud, y la conduje hasta la casa de Dios, entre voces de alegría y de alabanza del pueblo en fiesta, Salmos 42.4. Apartar un día para reunirnos en el templo, no sólo da descanso a nuestra alma, sino que alegra el corazón de Dios. Ir al templo, es además ser responsables obedientes y entregados al Señor que dice: Harás congregar al pueblo, varones, mujeres, niños y tus extranjeros que estuvieren en tus ciudades, para que oigan y aprendan a temer a Jehová tu Dios, y cuiden de cumplir todas las palabras de esta ley, Deuteronomio 31:12Esto permite a los hermanos estar juntos y en armonía, Salmos 133.
5. EL DIA DE REPOSO ES PARA PRACTICAR LA DEVOCIÓN Y LA MISERICORDIAPorque mejor es un día en tus atrios que mil fuera de ellos, escogería antes estar en la puerta de la casa de mi Dios, que habitar en moradas de maldad, Salmos 84:10Dios no es cuadriculado ni sesgado, Él es amor, piedad, libertad, vida y misericordia, y aunque muchos, quizá con buena intención se indignen como lo hizo el alto dignatario del pasaje de la mujer encorvada, Dios no nos llama a acomodarnos a las formas externas de legalismo ceremonial, frívolo y vacío, sino a profundizar en el amor y la piedad, demostrando devoción a Dios y teniendo misericordia con nuestros semejantes para dar reverencia a Dios en nuestro testimonio de espiritualidad viva y activa; seis días trabajamos para nuestro cuerpo físico y la familia, entonces, ¿Por qué no dedicar un día para el cuerpo espiritual, siendo todos miembros del  mismo cuerpo? O acaso ¿No eres miembro? El día de reposo es para hacer justicia, obrar misericordia y humillarnos ante nuestro Dios, Oseas 12:5-6. Cuando nos reunimos en el templo para adorar, alabar y alimentarnos de la palabra, experimentamos fortaleza espiritual se descarga nuestra alma y nuestro cuerpo se sana.
Los judíos se reúnen los sábados en sus sinagogas, pero los cristianos se reúnen el domingo en sus templos, algo semejante a la reunión que celebró Pabló el primer día de la semana en el Aposento Alto, allí compartía y enseñaba, Hechos 20:7-12, y dice que disertaba tan largamente que un joven llamado Eutico cayó desde arriba por las escaleras y murió, esa fue una oportunidad de Dios para un milagro de resurrección en medio de la asamblea; nos reunimos para dar honor a Dios, permitir que YHWH se manifieste, y recordar, celebrar y conmemorar la resurrección de nuestro Señor Jesucristo que dejó vacío el sepulcro el domingo como máxima prueba de su victoria sobre el diablo, la muerte y el pecado, así nuestro Salvador nos hizo libres.
Así que no es el día lo que importa, sino la intención y actitud del corazón y la administración de nuestro tiempo teniéndolo en cuenta a nuestro Dios que es Señor de todos nuestros días y Cristo es nuestro reposo, ¿cuánto más ahora que la congregación de YHWH necesita volver a las sendas antiguas de la santidad, la obediencia y el buen ejemplo para mostrar al mundo la bondad y grandeza de Dios. ¿Cuánto amamos a Dios y nos amamos entre nosotros?  .
OREMOS: Señor, te pedimos perdón por todas las veces que te hemos fallado haciendo otras cosas que malgastan nuestro tiempo cuando Tú eres lo más importante y el centro de nuestra vida, ayúdanos a establecer prioridades para aprender a apartar el tiempo que te corresponde sólo a ti, en el nombre de Jesús, Amén.
Mg. MEHC, hija del Dios vivo, real y verdadero y servidora de su reino eterno

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s