ERES VALIOSO, NO ERES PRODUCTO DE LAS CIRCUNSTANCIAS

Diapositiva1

ERES VALIOSO, NO ERES PRODUCTO DE LAS CIRCUNSTANCIAS

El Creador cumplirá su propósito en mí, porque tu misericordia, oh Padre, es para siempre. No desamparas la obra de tus manos. Salmos 138:8. Pues Aquel que empezó la buena obra en nosotros, Él mismo la perfeccionará hasta el día de Jesucristo, Filipenses 1:6.                                                                                                                                          Porque todo, absolutamente todo lo que hay en el cielo y en la tierra, lo visible y lo invisible, todo fue creado en Dios y para Él, Todo comenzó en Él y para los propósitos de Él, Colosenses 1:16.
Esto es lo que dice el SEÑOR, el que te hizo y te formó en el vientre, el que te va a ayudar: No tengas miedo…siervo mío…mi elegido, Isaías 44:2.
No se trata de nosotros, se trata de Dios en nosotros, la razón de que muchos decidan salir de este mundo por su propia voluntad o llevados por las circunstancias, no es en absoluto el plan, ni el propósito ni el deseo de Dios para el ser humano; el sentido y razón de ser nuestra vida excede a nuestra imaginación, logros, fracasos, alegría o tristeza que experimentemos continuamente son parte de la vida y del saber vivir. El valor de nuestra vida y de lo que somos es más grande que nuestra propia familia, profesión, anhelos y sueños personales. Si las personas desean saber por qué están en este planeta azul, deben empezar con el origen de todo, Dios. Hemos nacido por su amor y por su gracia, Antes de darte la vida, ya te había YO escogido; antes de que nacieras, ya te había YO apartado; te había destinado para ser profeta de las naciones, Jeremías 1:5.
El texto bíblico anterior es perfecto para entender que nadie es producto de las circunstancias, que Dios es el único que da vida,  por lo tanto ha sido su voluntad que naciéramos; el profeta Jeremías fue escogido por Dios desde su temprana edad, cuando todavía era casi un niño, vivió en épocas difíciles de guerra entre babilonios y egipcios que luchaban por la supremacía del poder, tuvo que afrontar duros tiempos de inmoralidad, idolatría y juicios de Dios a causa del pecado, Dios lo escogió para estar sobre naciones y sobre reinos, para arrancar y para destruir, para arruinar y para derribar, para edificar y para plantar, Jeremías 1:10.
Jeremías experimentó una de las vidas más dramáticas de la Biblia, se sentía temeroso e inseguro ante las amenazas de la gente que no oía, no obedecía ni cambiaba y que deseaban verlo muerto porque no aceptaban lo que él les decía de parte de Dios; en medio de la angustia e infelicidad que experimentó lloró y sufrió mucho, trató de poner excusas para evadir el motivo de su vida y quiso deshacerse de su tarea, pero cuando lo descubrió y aceptó su misión, gustó la amarga copa del exilio, fue un varón de dolores que nos recuerda a Jesús, que nunca defraudó a Dios ni se salió de su propósito, su aliento para seguir, eran las promesas en la presencia de su comunión con Dios, escuchandolo hablar Jeremías 1:18.
Durante más de 40 años hizo advertencias a los gobiernos, fue arrestado varias veces y lo pusieron en prisión, estando en repetidas ocasiones a punto de morir; él deseo estar muerto debido a que las profecías lo hacían despertar con terribles pesadillas, que al final se hacían realidad; llegó a maldecir el día en que nació queriendo que su madre no lo hubiera dado a luz, Jeremías 20:14-18; pero su más grande esperanza estaba en su continua renovación de los encuentros con su Creador; y yo, no creo que en este tiempo haya alguien que pueda superar a este personaje bíblico valeroso y sufrido que prefirió seguir el propósito de Dios para su vida, aunque deseaba estar quieto y tranquilo, el amor a Dios y su palabra, quemaban su corazón, como un fuego ardiente metido en sus huesos, Jeremías 20:9,
Y como Jeremías, muchos personajes más de las Escrituras tuvieron vidas difíciles pero con propósito, rodeados de dolor, muerte y persecución, sin embargo perseveraron en los planes de Dios, tristemente hoy encontramos miles de personas que tienen salud, vidas cómodas, han alcanzado una posición social, relacional y económica formidable y sin embargo se fastidian de vivir, se adueñan de su vida y se van por voluntad propia de este planeta ignorando que nacieron con un llamado, un propósito y una misión hermosa, pero no lo supieron porque anduviaron en la oscuridad de su ignorancia desconociendo a su Creador, no tenían a Cristo como Señor de sus vidas, sino que eran dioses para si mismos, por eso los problemas del momento acabaron con vidas que pudieron haber sido productivss y valiosas, Solo en Dios encuentro paz; mi salvación viene de Él. Solo Dios me salva y me protege. No caeré, porque Él es mi refugio, Salmos 62:1-2.
¡Ahí está el origen del error! Hacerlo todo alrededor de nosotros mismos sin empezar por Dios, de tal manera que cada quien teje su destino pensando quién quiere ser, qué debe hacer, cómo conducirá su vida; cuáles serán sus metas, sueños, anhelos y qué hará con su futuro. ¡Total egolatría del yoismo! Y es que centrarnos y enfocarnos en nosotros mismos, jamás nos permitirá encontrar el propósito correcto a nuestra linda existencia ni en lo que haremos en nuestro peregrinaje por esta tierra, porque la Escritura afirma en el libro más antiguo, Porque el alma de todo ser viviente y el hálito de toda la humanidad están en la mano del Creador, Job 12:10. Dios es el dueño de la vida, por lo tanto el ser humano no tiene ningún derecho en disponer de una vida humana, ni siquiera de la propia
Nuestro razón de ser y de vivir no está en “conócete a ti mismo” ni en cualquier cursillo de superación personal y autoestima, porque nadie se creó a sí mismo, solo el Inventor y su manuel de instrucción podrán revelarnos el hermoso y significativo propósito de nuestra vida. Aún aquellos que han nacido por un pecado de fornicación, adulterio o violación, o por aquello que hicieron nuestros padres estando fuera del conocimiento y la voluntad de Dios, quizá  ellos lo vieron como error y accidente, pero Dios lo transformó en una hermosa bendición, dando vida a un valioso y hermoso ser humano, único y exclusivo. Dios escogió lo que el mundo cree que no vale, lo que desprecia y lo que les significa nada. Prefirió Dios todo eso para destruir lo que el mundo cree que es importante, 1 Corintios 1:28.
Aunque la gente de este mundo piense que muchos de ustedes son un error y no son importantes, Dios los eligió, para que los que se creen sabios entiendan que no saben nada. Dios escogió a los que desde el punto de vista humano son un error, son débiles, despreciables y de poca importancia, para avergonzar a los que se creen doctos e importantes, pero en realidad no lo son. Fuimos creados por Dios y para Él, sin importar las circunstancias que rodearon nuestro engendramiento y nacimiento, por lo tanto, solo hasta que cada uno lo entienda, sus vidas no tendrán sentido ni razón de ser. Dios en su infinita sabiduría, amor y gracia cambia la maldición en bendición, el error en acierto y la insignificancia en gran importancia, A Ti fui entregado desde el nacimiento; desde el vientre de mi madre Tú Señor, eres mi Dios, Salmos 22:10. Nadie debería ignorar esta gran verdad.
Recuerdo lo que me contó mi madre cuando era una jovencita, ella me dijo que cuando se embarazó de mi padre, él la celaba y le daba golpes en la panza con un tenedor, diciéndole que eso no era de él, luego cuando nací, gritaba a mi madre para que me callará cuando era bebe y lloraba, diciendo: calle a esa tripona, porque yo quería era un hombre, Porque aunque mi padre y mi madre me abandonen, Tú, SEÑOR, te harás cargo de mi, Salmos 27:10..
Creó que esas palabras marcaron mi vida por muchos años. Mi temprana juventud y gran parte de mi vida adulta fue un continuo fracaso en caer y caer hasta llegar a punto de tener mi auto concepto, menor al tamaño de una pulga. Quise morir muchas veces, intenté suicidarme en dos ocasiones, pero todo me fallo. Hoy estoy convencida que fue la mano protectora y amorosa de mi Abba Padre que me guardó de la muerte y la condenación eterna, su gran amor y misericordia sanaron mi corazón y me hizo nueva para su gloria y para mi gozo y libertad, Porque YO el Señor tu Dios, te he tomado de la mano; YO te he dicho: No tengas miedo, YO te ayudo, Isaías 41:13. Y siempre está ahí como el mejor Padre y amigo que ayuda, sostiene y consuela
Solo cuando Cristo salió a mi encuentro, mi vida cambió, el sentido y razón de ser de mi existencia, se abrió como un abanico de colores ante mis ojos, pude entender que el amor de Dios supera todo fracaso, error y falso concepto humano y que nuestra vida tiene gran importancia y valor no solo ante los ojos de Dios sino ante nuestros propios ojos cusndo lo tenemos a Él. Muchas personas se preocupan por escalar altos niveles de vida ante el mundo cumpliendo sus metas, pero no logran entender el propósito de su vida ni experimenten el verdadero éxito y la razón para la cual fueron creados, Porque el que quiera salvar su vida, perderá; pero el que pierda la vida por causa de mi nombre, la salvará, Mateo 16:25.
La vida sin Cristo es una perdida, así logres riquezas, fama y posición social, pero tenerlo a Él reinando en nuestro corazón, nos produce vida, gozo, paz, anhelos extraordinarios y muchas cosas que, si las ponemos en sus manos, Él las hará realidad en su perfecta voluntad y a su debido tiempo, mucho mejor de lo que habíamos soñado o imaginado, Y ahora, gloria sea dada a Dios, que puede hacer mucho más de lo que le pedimos o pensamos, según su poder que obra en nosotros, Efesios 3:20. Hemos sido creados por Dios y para Él, para darle gloria, para exaltarlo, para compartir de su amor, para obedecer sus instrucciones y testificar de sus grandes misericordias, solo hasta que entiendas esto, tu vida no tendrá ningún sentido ni irradiará el brillo que debe dar.
Acércate a Dios, reconoce a Jesucristo, empieza una estrecha y cercana amistad con Él, cree en lo que hizo, lo que enseñó y especialmente déjate lavar por su sangre para ser limpio de todo pecado y culpa mediante el arrepentimiento; decide caminar con Él y abandonar el pecado, que sea Dios tu prioridad a cada instante, porque todo comienza con Dios, Dios nos escogió en Cristo desde antes de la creación del mundo, para que fuéramos santos y sin defecto en su presencia, Efesios 1:4; Dios, nos apartó desde el vientre de mamá y nos llamó por su gracia…Gálatas 1:15..
Él es el inventor, el Creador, el Diseñador, Dador y Señor de nuestra vida, pregúntale para que naciste y con qué propósito te trajo a esta tierra, te aseguro que te responderá prontamente. Dios no nos trajo para dejarnos a merced del mundo ni en la oscuridad de la ignorancia, su manual de instrucciones nos explican la vida, nos declara por qué estamos vivos, qué debemos hacer y qué debemos evitar, Se trata más bien de la sabiduría misteriosa de Dios, del designio glorioso de Él, desde la eternidad, Él lo hizo para nuestra gloria final, desde antes que comenzará el mundo, 1 Corintios 2:7.
Cuando conocemos a Dios a través de Jesucristo y el estudio de su palabra, nuestra vida da un giro de 180 grados, somos transformados, encontramos razón de ser, identidad, pertenencia, relación y vida abundante en esta tierra y después de la muerte, vida eterna, No naciste acvidentamente ni por el azar, fuiste pensado y planeado por tu Creador, eres una persona valiosa y maravillosa que Dios diseño para su alabanza y para que tu gozo sea cumplido, Somos un pueblo elegido por Dios, sacerdotes al servicio del Rey Jesús, somos una nación santa, un pueblo que le pertenece a Dios. Él nos eligió para que anunciemos sus poderosas obras, puesto que Él fue quien nos llamó y nos sacó de las tinieblas a su Luz maravillosa, 1 Pedro 2:9.
Tu nacimiento no fue un error, ni tampoco una equivocación humana, tu vida no es mera casualidad ni desfase de la naturaleza, Dios no hace nada por casualidad ni por un albur, tampoco es errático, Él tuvo una enorme y maravillosa intención con tu vida y la mía, mucho antes que nuestros padres nos concibieran, Dios ya nos había soñado en su divino corazón En Cristo, el Padre nos escogió de antemano para que tuviéramos parte en su herencia, de acuerdo con el plan de Dios, quien todo lo hace según la determinación de su voluntad, Efesios 1:11. Y ya sabemos que la voluntad de Dios es buena, agradable y perfecta.
Dios es una realidad, Dios existe y está vivo, si Dios no fuera una verdad palpable, todos seriamos un accidente cósmico y la vida carecería de sentido, de razón de ser y significado, tampoco habría bien ni mal, ni fe, ni esperanza, pero HAY UN DIOS que nos creó con un gran motivo; su designio y su plan son una gran obra de arte maravillosa y extraordinaria en cada uno de nosotros; con todas sus formas, matices, diseños y perticularidades somos muy valiosos e importantes, Oíganme…todos…YO he cargado con ustedes desde antes que nacieran; YO los he llevado en mis brazos, y seguiré siendo el mismo cuando sean viejos; cuando tengan canas, todavía los sostendré. YO los hice, y seguiré cargando con ustedes; YO los sostendré hasta salvarlos, Isaías 46:3-4.
¡Qué extraordinario es el amor de Dios al pensarnos, crearnos, darnos vida y sostenernos todo el tiempo de nuestra vida por la tierra y aún más allá de la eternidad! Santo Padre, Santo Rey, Santo Espíritu, como no hemos de amarte Señor Eterno, cómo no hemos de servirte y adorarte ante lo colosal, profundo, ancho y alto de tu amor. Gracias por pensarnos y diseñarnos tan especial, cuidadosa y perfectamente; ayúdanos a Caminar Con Pasos Firmes en Ti, para que juntos llevemos a cabo tu maravilloso proyecto de vida, que te demos a conocer y nos llenes del gozo de tu presencia es nuestro mayor deleite. El Eterno Dios es nuestro refugio, y debajo están los brazos eternos, Deuteronomio 33:27a. Porque de tal manera amó Dios al mundo, que dio a su Hijo unigénito, para que todo aquel que crea en Él, no se pierda, sino que tenga vida eterna, Juan 3:16. Amén
Mg. MEHC, hija del vivo, real y verdadero y servidora de su reino

                                             

Dios ministrando a las vidas https://youtu.be/Ur8NGu2pvsQ.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s