ORAR CON LA PALABRA DE DIOS PRODUCE CAMBIOS Y SE OBTIENEN RESPUESTAS

Diapositiva1

ORAR CON LA PALABRA DE DIOS PRODUCE CAMBIOS

Y SE OBTIENEN RESPUESTAS

Tenemos esta confianza en YHWH, porque sabemos que si le pedimos algo conforme a su voluntad, Él nos oye, 1 Juan 5;:14.
Porque la palabra de Dios es viva y eficaz, y más cortante que toda espada de dos filos; y penetra hasta partir el alma y el espíritu, las coyunturas y los tuétanos, discierne los pensamientos y las intenciones del corazón, Hebreos 4:12.
En mi corazón atesoro tu palabra, para no pecar contra Ti, Salmos 119:11; Oh, cuánto amo yo tu ley, es ella todo el día mi meditación, Salmos 119:97.  Porque escrito está…
Ésta frase que aparece algo más de 80 veces en las Escrituras, 17 veces en el AT y 63 veces en el NT y viene directamente de los labios más santos, de Elohim el Creador del universo, Hacedor y conocedor de todo, Jesús pronunció ésta frase especialmente en momentos de desierto y tentación frente al enemigo de las almas lo cual nos enseña poder contra el maligno, Lucas 4 y Mateo 4. Cielo y tierra pasarán, pero mis palabras no pasarán, dijo Dios Hombre estando en medio de los seres humanos, Mateo 24:35.
Jesús en todo su ministerio usó la palabra plasmada en las Escrituras desde el AT, la palabra de Dios es la autoridad máxima y fundamento para poner fin a todo mal rompiendo todo argumento y acomodo de pretextos del diablo, el mundo y la carne. “Escrito está,” el significado de esta frase es poder espiritual de Dios contra todo lo que se opone, y a la cual todo ser humano debe acudir para recibir instrucción, dirección, sabiduría y respuesta; es con la palabra que la humanidad entera será juzgada al final de los tiempos. Juan 12:44-48 y Ezequiel 18:30.
Nuestras fronteras se determinan por lo que creemos y atesoramos en el corazón. No puedes justificar la enfermedad, la pobreza económica y el estancamiento porque limitas a Dios en tu vida ignorando su palabra y caminando a ciegas por la vida. Las escrituras tienen poder e impactan vidas cuando oramos con ellas dirigiendo nuestra oración al Eterno Rey con lo que Él ya ha dicho y prometido, Entonces ustedes me invocarán, y vendrán a Mí en oración y YO los escucharé, Jeremías 29:12, Llámame y te responderé, te anunciaré cosas grandes y misteriosas que tú ignoras, Jeremías 33:3.
Debemos mejorar nuestro lenguaje al orar, muchos creyentes están limitados en sus oraciones por no conocer el pensamiento de Dios plasmado en la Biblia. Las Escrituras son la base de victorias, sanidades y liberaciones; cuando conocemos, recordamos y vivimos lo que Él dice, cuando atesoramos sus dichos en nuestro corazón y los confesamos constantemente, con la certeza que se producirán cambios en nuestra vida y obtendremos respuesta a favor de la familia, los vecinos, la ciudad, la nación y el mundo entero, porque Toda la Escritura está inspirada por Dios, es útil para enseñar y reprender, para corregir y educar en una vida de rectitud, para que el hombre de Dios esté capacitado y completamente preparado para hacer toda clase de bien, 2 Timoteo 3:16-17.
El Creador está deseando llevar a sus hijos a nuevos niveles de Intercesión y guerra espiritual teniendo el lenguaje del reino cuando oramos y hablamos con otros. Vivir con base en la palabra de Dios es fuerte parte vital para profundizar eficazmente trayendo el reino de Dios a la tierra, porque santificamos el nombre de YHWH, clamamos para que venga su reino a la tierra, se haga su voluntad, nos dé el sustento diario, nos perdone los pecados y nos guarde de toda tentación, etc., pues solo del Eterno es el poder y la gloria, Mateo 6:5-14.
La palabra de Dios en el corazón jumano es lo que desarrolla la fe para que depositemos toda nuestra confianza en YHWH en el nombre poderoso de Jesucristo; así se aumentan nuestras fuerzas, crece nuestra espiritualidad y la oración del justo se hace eficaz y efectiva, porque orar con la palabra es vivirla y pedir conforme a la voluntad de Dios, Tenemos esta confianza en YHWH, porque sabemos que si le pedimos algo conforme a su voluntad, Él nos oye, 1 Juan 5;:14 y Santiago 5:16.
Al Eterno le plació registrar su voluntad en los escritos bíblicos para que la humanidad lo conozca, le obedezca, sea bendecida y sea salva. Cuando vamos a la palabra de Dios, no es lo mismo que cuando leemos cualquier otro libro, leer, creer y orar confesándola nos permite unirnos y alinearnos al corazón de Abba Padre en espíritu, alma y cuerpo para recibir su revelación, su instrucción, su corrección, su enseñanza y sus bendiciones; nuestro corazón arde cuando lo conocemos a través de las Escrituras, y Él nos habla a través de ella, porque el que se une al Señor es uno con Él, 1 Corintios 16:17.
Cuando oramos con las Escrituras, las oraciones dejan de ser rutinarias, y se hacen revolucionarias conmoviendo el reino de los cielos y el de las tinieblas; se abre un horizonte de oportunidades y expectativas llenas de sabiduría espiritual en el cual lo entregamos todo a YHWH, nos olvidamos de nuestro parecer y de lo que el mundo dice, para experimentar la gloria de la soberanía divina, porque no solo de pan vivirá el ser humano, sino de toda la palabra que ha salido de la boca de YHWH, Mateo 4:4.
La biblia es la biblioteca y el compendio de oración masiva que brota del corazón del Eterno, cada capítulo contiene un pasaje de oración que continuamente nos acerca y recuerda a Abba Padre, Las enseñarás a tus hijos, y hablarás de ellas cuando estés en casa, cuando vayas por el camino, acostado en tu cama y cuando te levantes, Deuteronomio 6:7. Nuestra vida como templos vivos del Espíritu Santo, debe ser un altar de continua oración y adoración mientras trabajamos, descansamos y nos movemos en el día.
Cundo oramos con las palabras que el mismo Creador pronunció, diseñó, y dejó escritas, encontramos oraciones apropiadas para toda situación y circunstancia que afrontemos en el día a día. Orando con la palabra de Dios nos ponemos cara a cara con Él, tocamos su corazón de manera real y palpable llenando su trono de olor fragante porque empezamos a pensar, sentir y vivir como Él lo anhela para los suyos, Santiago 1:22-25.
La palabra de Dios es como martillo, como afilador de hierro que nos transforma, moldea y trasciende el mundo espiritual sin fronteras, ni limites así como es nuestro Hacedor; Él nos forma y entrena en ella para ser constructores de su reino en la tierra para que seamos guerreros, soldados, punta de lanza y espada letal contra el reino del maligno, El hierro se afila con el hierro, y el hombre se afina en el trato con sus semejantes, Proverbios 27:17. Parafraseado de la autora.
Cuando encontramos en el camino personas difíciles que nos asedian, nos oprimen y nos hacen daño es una oportunidad para orar por ellos con la palabra, de tal manera que tanto ellos como nosotros vamos a ser cambiados para aprender a vivir juntos porque nuestros corazones serán impactados con esas oraciones que confiesan la palabra de Dios, ¿No es mi Palabra como fuego, declara el SEÑOR, y como martillo que despedaza la roca? Jeremías 23:29. Solo Dios puede cambiar corazones y darnos uno nuevo, de carne, sensible, amoroso y compasivo para poder amarnos y soportarnos unos a otros, pero esto solo sucederá por el poder de su palabra y nuestra vida puesta a los pies de Jesucristo.
Dios se deleita en usar vasijas limpias que honren su nombre con el poder de su palabra que hace vidas santas; una manera de meditar en la palabra del Eterno, es precisamente orando con ella, apropiándonos de cada promesa, confesando cada verdad, declarando cada palabra de guerra y de victoria contra las fuerzas del mal y atrayendo la presencia divina con los textos de adoración y alabanza que describen su magnificencia, grandeza y plenitud, Salmos 150.
En la medida que avancemos en la oración basada en las Escrituras, nuestra vida será ese árbol que producirá fruto abundante para el reino de Abba y de su Cristo. La Iglesia, podrá impactar el mundo conforme a Mateo 28: 16-20, porque nuestras oraciones no solo tocarán deleitosamente el corazón del Eterno, sino que se conmoverá el mundo espiritual produciéndose cambios extraordinarios. Las gentes vendrán a los pies de nuestro Salvador y en nuestras familias, vecindarios, ciudades y naciones se manifestará el reino de Dios trayendo el último gran avivamiento y despertar espiritual para que nuestro Rey venga a sacar las memorias intercesoras, Y en cuanto tomó el rollo, los cuatro seres vivientes y los veinticuatro ancianos se pusieron de rodillas delante del Cordero. Todos ellos tenían arpas, y llevaron copas de oro llenas de incienso, que son las oraciones del pueblo santo, Apocalipsis 5:8.
Orar con las escrituras produce multitud de peticiones ceñidas a la voluntad de YHWH, habrán oraciones de bendición visibles y palpables, liberación, guerra, alineamiento divino, discernimiento, dones y fruto del Espíritu; se destruirá la negligencia y apatía espiritual; se romperán cadenas de pecado, tradición, brujería y toda maldad; se desatará sanidad, santidad y vida; se activarán los ángeles de Dios a nuestro favor; habrá libertad financiera, y habrá una continua fiesta en los cielos, porque nos hacemos uno con Cristo ligando nuestros corazones y nuestras mentes a la de Él; aprendemos a amar su ley, nos quedará fácil vivirla y ella será nuestra continua meditación y deleite que se hará carne, Salmos 119:97. Su palabra es lámpara y luz en nuestro camino, Salmos 119:105. Santoooo, Aleluya,
Orando con deleite su palabra, les aseguro que sentirán como arde su corazón, percibirán la dulce y poderosa presencia de Abba y del Cordero; desde su Altar Santo fluirán los ríos de agua viva de que habla Ezequiel 47 que nos sumerge en el río de ABBA PADRE con pasión y profundo amor por Él en toda su fuerza liberadora, santificadora y productiva; no podremos dejar de hablar lo que hemos visto y oído. Tenemos el poder de crear atmósferas y esferas espirituales de gloria usando el poder de la palabra de Dios, cambiando nuestras palabras rutinarias por los dichos del Creador. Ellos vencieron por medio de la sangre del Cordero y por la palabra del testimonio de ellos, y no amaron sus vidas, pues llegaron a sufrir la muerte, Apocalipsis 12:2. La palabra viva del Eterno nos permite ser testimonio porque nos ayuda a morir a nuestro propio yo y mostrar que somos genuinos hijos de Dios y seguidores del Vencedor de la cruz y la tumba vacía.
Literalmente sentimos que la palabra del Eterno es un completo panal de miel deliciosa que deleita nuestro paladar y satura nuestra alma de bien; ella es la espada de guerra que arranca cabezas de maldad, revive el cuerpo y hace saltar de alegría nuestro espíritu conectando nuestro ser al Padre que nos esconde en el tabernáculo vivo de su presencia, eso es lo que experimentamos cuando oramos con la santa palabra del único Dios siempre presente. ¡Cuán dulces son a mi paladar tus palabras! ¡Son más dulces que la miel a mi boca. Porque de tus mandamientos he adquirido entendimiento; por eso es que aborrezco todo camino de maldad, Salmos 119: 103-104.
Orar palabra es espada de doble filo porque con ella las fuerzas del mal son diezmadas y destruidas, mientras toda la corte celestial de luz se pone en pie de guerra a nuestro favor contra la oscuridad. Asi como los ángeles vinieron a servir a Jesús cuando venció al enemigo y la tentación con la palabra escrita, pero confesada. Marcos 1:13 y Efesios 6:17,  Orar con el texto bíblico es darnos un paseo celestial por los caminos de Dios, descubriendo nuevas maneras de acercarnos y permanecer en Él, prepararnos para ser odres nuevos llenos de continuo vino nuevo y celestial de su gloria, que impregna a nuestra alma y se extiende a toda nuestra vida permeando lo que nos rodea, haciendo de nuestra cotidianidad una continua alabanza y oración, pensando, actuando y viviendo a la manera de Dios, Filipenses 4:8.
Esto se vuelve algo poderoso que convierte nuestros pensamientos en una continua lluvia de ideas y creatividad que exaltan la majestad del Rey, aprendemos a ser agradecidos, lo vemos en todo lo bello y todo lo puro, aún en las cosas más sencillas y elementales que observamos a nuestro alrededor, porque cuando pronunciamos los dichos de Dios, el peso de su gloria se deja sentir, Cuando Salomón acabó de orar, descendió fuego de los cielo, consumió el holocausto y las víctimas y la gloria de YHWH llenó la casa, 2 Crónicas 7:1.
Orar la palabra de Dios es vivir en la unidad del Cuerpo, por eso necesitamos no solo orar individualmente, sino en comunidad, en la congregación, en la casa y en todo lugar donde nos hallemos juntos;  tenemos ejemplos de victorias cuando su pueblo oró en el poder de la palabra como lo hicieron Moisés, Daniel, Ester, Esdras, Nehemías, Sedequías y los apóstoles, convocando a la unidad y la plegaria en momentos de amenazas de muerte; ellos no solo leyeron la palabra a todo el pueblo sino que oraron la palabra, Levántense, bendigan al Señor nuestro Dios desde la eternidad y hasta la eternidad, bendigamos su santo nombre, glorioso y alto sobre toda bendición y alabanza…Nehemías 9:5.
Oremos y tomemos cada texto como si fuera nuestro expresando las promesas y bendiciones a nuestro favor y lancemos todo juicio y advertencia contra el mal y las tinieblas, fortalezcamos la fe, agudicemos el oído a la voz de Dios para guiarnos por sus consejos y corrijamos lo que está mal, Salmos 119:105, Proverbios 11:14.
La palabra creída, vivida, orada y confesada hace temblar al infierno y los demonios huyen despavoridos, Jeremías 20:11-13.  Creámosle al Eterno Elohim porque el enemigo sabe que somos poderosos con la palabra. YO SOY el Señor, tu Dios, el que te sacó de la tierra de Egipto; abre tu boca y YO la llenaré, Salmos 81:10, Amén.
OREMOS CON LA PALABRA DE DIOS, PRODUZCAMOS CAMBIOS Y  OBTENGAMOS VICTORIAS, porque la palabra de Dios está por encima de las circunstancias que son coyunturales, mientra su palabra permanece para siempre.
Mg. MEHC, hija del Dios vivo, real y verdadero y servidora de su reino.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s