CUIDEMOS NUESTRA MENTE

Diapositiva1

CUIDEMOS NUESTRA MENTE

Porque las armas de nuestra milicia no son carnales, sino poderosas en Dios para la destrucción de fortalezas, derribando argumentos y toda altivez que se levanta contra el conocimiento de Dios; llevando cautivo todo pensamiento a la obediencia en Cristo, estando prontos para castigar toda desobediencia, cuando la obediencia de ustedes sea perfecta, 2 Corintios 10:4-6.
Así que tengan cuidado en su manera de vivir. No vivan como necios sino como sabios, aprovechando al máximo cada momento oportuno, porque los días son malos, Efesios 5:15-16. Yo diría que tengamos cuidado con nuestra manera de pensar, porque es en la menta donde nace la forma en que enfrentamos la vida, nos relacionamos y nos comportamos en los diferentes momentos cada día.
Nuestra mente humana no es nuestro cerebro, sino que el cerebro es a la mente, lo que un instrumento le es al músico, lo cual quiere decir, que nuestro cerebro es el medio que nos fue otorgado por Dios para pensar, analizar y razonar para finalmente tomar una decisión sabiamente; así que si alguno tiene un poderoso cerebro, pero una mente débil, estará a merced de los pensamientos, negativos, malos y contrarios a la voluntad de Dios, el bombardeo del diablo y los medios viciados, Concentren su atención en las cosas de arriba, no en las de la tierra, Colosenses 3:2.
Hay individuos con un cerebro sano, pero sus acciones son muy malas porque allí nacieron sus malas intenciones que dieron a luz sus torcidas acciones, en otras palabras, a nuestro alrededor hay muchos diablos inteligentes realizando atrocidades, lo cual es sumamente peligroso para la sociedad, la seguridad y la vida humana, es necesario amar a Dios con toda nuestra mente para poder llegar a pensar como Él, Deuteronomio 6:5; Dios siempre tiene razón al mandarnos a hacer algo, en este caso, con el Gran Mandamiento, nos manda desde la antigüedad a amarlo con toda nuestra mente, Mateo 22:37, Marcos 12:30 y Lucas 10:27.
La mente es de valor incalculable en el ser humano, es el objetivo de una lucha espiritual intensa entre el bien y el mal. ¿Por qué? La respuesta es clara, si el diablo conquista la mente humana, tendrá en sus manos a todos los que se dejen dominar por él, por eso la Biblia dice que debemos llevar todo pensamiento a Cristo para derribar argumentos y todo lo que se levante contra el conocimiento de Dios. Derribando todo argumento y toda altivez que se levante contra el conocimiento de Dios, y llevando cautivo todo pensamiento a la obediencia a Cristo. 2 Corintios 10:5. El enemigo es experto en argumentar, poner dudas y pretextos que contradigan lo que Dios dice.
Sobre todas las cosas, debemos cuidar la mente que es rápida y vuela lejos de la realidad que Dios ha pensado para cada ser humano, la mente es una fuente de ideas y pensamientos que determinan nuestra vida, es en la mente donde nacen las ideas, la reflexión y las decisiones. Cuando la biblia usa la palabra corazón, no hace referencia al órgano que bombea la sangre a todo el cuerpo, sino que alude a los pensamientos, sentimientos y voluntad, que son los que forman el alma que da las características personales del carácter en cada ser humano, es allí donde reside el núcleo de nuestra individualidad, nuestra esencia del yo en lo que somos y actuamos, Sobre toda cosa guardada, guarda tu corazón; porque de él emana la vida, Proverbios 4:23.
El corazón como parte fundamental del alma, que lleva a los pensamientos, las emociones, la voluntad, y lo más importante, nuestra conciencia, es parte vital en nuestra manera de actuar y comportarnos con las personas y ante las circunstancias. Esto es claro cuando Jesús dice: Y conociendo Jesús los pensamientos de ellos, dijo: ¿Por qué piensan mal en sus corazones, Mateo 9:4. Jesús es claro a mostrarnos que nuestros pensamientos están directamente ligados a lo que sentimos, expresamos y vivimos. Debemos permanecer unidos al Señor para saber vivir, de acuerdo a sus instrucciones, porque su voz a través de las escrituras nos da propósito en el corazón para seguirlo a Él y luchar contra el mal, Hechos 11:23.
Proverbios 23:7 dice que así como son los pensamientos en cada persona, así es él o ella. Alguien dijo: “déjenme componer las canciones que una nación canta, y me tendrá sin cuidado quien haga las leyes.” Esto nos hace ver que la música manipulada por el mundo y los medios de comunicación viciados ejercen una fuerza poderosa en la mente de toda la sociedad; aunque las naciones se llenen de leyes, finalmente serán invalidadas por los infractores, y si a eso se le añaden, mensajes viciados y mentirosos con fotos sucias, se estará construyendo una sociedad de caos y desorden porque la mente ocupa nuestro corazón, nuestros pensamientos y decisiones finales, pero es en la Biblia donde hallamos los pensamientos y la ley de Dios, para vencer todo pecado y toda maldad…En aquel tiempo: Pondré mi ley en su corazón y la escribiré en su mente. YO seré su Dios y ellos serán mi pueblo. YO, el Señor, lo afirmo, Jeremías 31:33. Es una palabra para hoy dada desde la antigüedad.
Satanás bombardea la mente humana para producir el pecado de obras muertas, queriendo construir su sistema de perversión, fabricando todo un arsenal de mentiras y telarañas que enredan y destruyen la vida humana con pensamientos manipulados con lo que vemos y oímos, y peor aún, cuando la gente niega la existencia de Dios, el cielo, el infierno y la vida eterna; ellos se hacen esclavos de los dardos de fuego que el maligno fabrica en sus mentes, de allí la importancia de vestirnos con la armadura de Dios, con el casco de salvación, que nos permite permanecer en santidad y para vida eterna, Efesios 6:10-18.
La Biblia nos dice con claridad que la mente debe ser cuidada para que nuestros pensamientos sean gobernados y dirigidos por Dios. Unos piensan que un día es más importante que otro, y hay quienes piensan que todos los días son iguales. Pero cada uno debe decidir por sí mismo, Romanos 14:5. Y lo que les voy a decir es una advertencia del Eterno: dejen ya de vivir como los que no son creyentes, porque ellos se guían por pensamientos inútiles, Efesios 4:17.
Pensar en los deleite del mundo y la carne mata el alma y es abierta rebelión contra la santidad que Dios pide de nosotros. Ahora somos hijos de Dios nacidos de nuevo y nos recuerda: “Y a ustedes también, que eran en otro tiempo extraños y enemigos en su mente, haciendo malas obras, ahora los ha reconciliado con Él, Colosenses 1:21. Éramos extraños y enemigos de Dios en nuestra mente, es decir en nuestra manera de pensar sucia, torcida y fuera de la voluntad santa de nuestro Creador, pero Cristo nos reconcilió en Él con el Padre y nos asegura que nosotros tenemos la mente de Cristo, ¿Quién puede darnos consejo? Pues nosotros tenemos la mentalidad de Jesucristo, 1 Corintios 2:16. No somos como los que no conocen a su Creador, que andan en la vanidad de su mente, Efesios 4:17. Porque no solo sus mentes, sino también sus conciencias son impuros porque no aceptan las cosas que son por fe, Tito 1:15.
La biblia es sabía y nos enseña cómo cuidar nuestra mente y nuestra manera de pensar diciendo…Llevando cautivo todo pensamiento a la obediencia en Cristo. 2 Corintios 10:5.Todo pensamiento que nos asalte la mente debemos llevarlo y entregarlo para que se ajuste a la obediencia que es según la palabra de Dios en Cristo Jesús. Que estemos continuamente cuidando nuestra mente. Entrega en las manos de tu Creador todas tus obras, para que tus pensamientos sean firmes en Él, Proverbios 16:3.
Todo lo que proyectemos, lo que ideemos, y deseemos hacer, debemos llevarlo en oración y entrega en las manos de Dios, así lo que pensemos traerá grandes bendiciones de creatividad y progreso en Aquel que todo lo puede, todo lo ve y todo lo conoce para llevarlo a feliz término y escudriña el alma del ser humano, YO, el Señor, que investigo el corazón del hombre y conozco a fondo sus sentimientos; y que doy a cada cual lo que se merece, de acuerdo a sus acciones, Jeremías 17:10. Amén.                                                                                                                                                          OREMOS: Señor, gracias te damos por todo lo que nos enseñas, nos instruyes y nos corriges, hoy decido entregarte toda mi mente para que la limpies y la pulas conforme a tu santa, perfecta, buena y agradable voluntad, que a través de mi mente fluya tu amor, tu verdad, tu misericordia, justicia y rectitud. Cubro mi mente con tu sangre y tu poderoso nombre Señor Jesucristo, y suplico que me ayudes a discernir y vencer todo dardo de fuego del maligno para destruir y desechar de mi mente, todo lo que no procede de Ti. Amén.
Mg. MEHC, hija del Dios vivo, real y verdadero, y servidora de su reino.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s