TEMPORALES EN LA TIERRA Y ETERNOS DESPUÉS DE LA MUERTE

Diapositiva1

TEMPORALES EN LA TIERRA Y

ETERNOS DESPUÉS DE LA MUERTE

El Eterno Dios, todo lo ha hecho perfecto en su momento; puso además en la mente humana la idea de la eternidad, aun cuando el hombre no alcanza a comprender en toda su amplitud lo que Dios ha hecho y lo que hará, Eclesiastés 3:11.
Pero el mundo se va acabando con todos su malos deseos; en cambio, el que hace la voluntad de Dios vive para siempre, 1 Juan 2:17.
Esfuércense en entrar por la puerta estrecha; porque les digo que muchos procurarán entrar y  no podrán…después que se haya cerrado la puerta, y estando afuera empiecen a llamar, rogando que les abran, el Señor de la casa responderá y dirá: No sé de dónde son…apártense de Mí todos ustedes hacedores de maldad…Allí será el llanto y el crujir de dientes, Lucas 13:24-28
En febrero de 2016, escribí algo complementario con relación a la salvación y el fierno atroz, hoy nuevamente guiada por Papá Dios vengo a recordar que esta vida terrenal no lo es todo, nuestro paso por este mundo es como un soplo de viento o una flor en el campo, pero el AQUI y el AHORA es el escenario donde nos preparamos para la eternidad, No mirando nosotros las cosas que se ven, sino las que no se ven; pues las cosas que se ven son temporales, pero las que no se ven son eternas, 2 Corintios 4:18.   
En este cuerpo terrenal y visible somos temporales, nuestra esencia es espiritual e invisible aqui en la tierra,  el yo-alma-corazón, lo que realmente somos como personas, es eterno, es por eso que todo ser humano en lo profundo de su ser anhela inmortalidad y eterna juventud; nuestro Creador nos hizo a su imagen y semejanza, y como Jesucristo fue temporal en este mundo, pero volvió a la eternidad en su trono de gloria, nosotros también pasaremos de esta temporalidad terrenal a la eternidad celestial que cada uno habrá fabricado y cosechado según haya vivido y creido o no, en Jesucristo, sea para estar con Dios o sin Él perpetuamente, Así que no nos fijemos en lo visible sino en lo invisible, ya que lo que se ve es pasajero, mientras que lo que no se ve es eterno, 2 Corintios 4:18 .
En Lucas 16: 19-31, Jesús cuenta la historia del rico y el pobre Lázaro: el pobre murió y los ángeles vinieron y lo llevaron al cielo, días después también murió el rico y fue enterrado, no dice que los ángeles lo llevaron como a Lázaro, dice simplemente que murió, lo cual implica que descendió, porque más adelante lo confirma. El rico sufría abajo en el Hades, estando en tormento alzó los ojos y vio de lejos a Abraham y a Lázaro sentado a su lado. Entonces el rico gritó: Padre Abraham, ten misericordia de mí, manda a Lázaro que moje la punta de su dedo en agua y venga a refrescar mi lengua, porque estoy sufriendo mucho en este fuego que me atormenta. Pero Abraham le contestó: Acuérdate que en vida tuviste todo lo que quisiste, pero Lázaro no tuvo nada. Ahora él es aquí consolado y tu estas en angustia, además hay un gran abismo que nos separa y ninguno de nosotros puede cruzar hasta allá, y tampoco de allá hasta aquí.
El hombre rico le pidió a Abraham que enviara a Lázaro a la casa de sus familiares, para que creyeran, se arrepintieran y cambiaran de estilo de vida y no fueran a estar en el mismo tormento, el rico en lo bajo y profundo de la tierra era consciente de la realidad eterna en ese lugar de tormento. Pero Abraham le respondió: ellos ya tienen la Palabra de Dios y a muchos que les predican, que los oigan a ellos y así no irán donde tú estás. El rico replicó: Padre Abraham eso no les basta, pero si les mandas a Lázaro resucitado, ellos se convertirán. Abraham volvió a responder y dijo: Si ellos no hacen caso a la Palabra de Dios y a los que les predican el evangelio, tampoco creerán aunque algún muerto resucite, YO SOY la resurrección y la vida; el que cree en Mí, aunque esté muerto vivirá. Y todo aquel que vive y cree en Mí, no morirá eternamente. ¿Crees esto? Juan 11:25-26. Jesús habló del seno de Abraham, porque Él aún no había sido glorificado, ni había descendido a predicar a los que murierón antes de Él, como lo dice 1 Pedro 3:18-19.
La  vida terrenal ofrece muchas opciones de existencia, pero la eternidad solo nos brinda dos: el cielo o el infierno, Dios o el diablo; nuestra relación en la tierra con el Dios santo determinará nuestra eternidad con Él o sin Él. Un día nuestro corazón dejará de palpitar, eso determinará el final de nuestro cuerpo y nuestros días en este planeta azul, pero ese no será el fin de nuestro ser yo-alma, sino que será el comienzo de la eternidad, por eso cada uno elige a dónde pasará la eternidad; todo aquello que es temporal declina, pasa, muere y queda en el olvido, como lo es el cuerpo y las pertenencias que son por un momento, pero si vivimos CON y EN Cristo a la luz de su palabra, estaremos eternamente con nuestro Creador pues Él es sin principio ni final, el único que tiene el imperio de la inmortalidad sempiterna, 1 Timoteo 4:16.
Esta vida terrenal es el preámbulo de la eternidad, si pensamos en la importancia de ese vida gloriosa para nuestra alma, cambiaremos  de mentalidad y comportamiento, dejaríamos de vivir en lo terrenal y temporal de los placeres mundanos para vivir los principios y virtudes eternos de nuestro Creador, todo lo del mundo nos resultará trivial y de poca importancia; pensar en la eternidad nos conduce a relacionarnos con nuestro Salvador para tener buenas relaciones con Él y con la gente para buscar un carácter más parecido al de Jesucristo, Porque YO SOY YHWH su Dios…serán, pues ustedes santos, porque YO SOY Santo, Levítico 11:44 y 1 Pedro 1:16 y ser mansos y humildes de corazón como Jesús, Mateo 11:29-30. Pensar en lo eterno nos ayuda a vivir de manera correcta, sabia y normal, a la manera de Dios; ya he dicho en otros escritos que lo normal consiste en todo aquello que se ajusta a la palabra de Dios y por lo tanto agrada el corazón del Padre.
Todo ser humano debe entender que la muerte es separación de este mundo, pero no es nuestro fin, es el comienzo de nuestra verdadwra vida, por lo tanto, la vida terrenal es mucho más que vivir el momento; mientras respiramos físicamente, tenemos la oportunidad de definir a dónde iremos por la eternidad; todos aquí somos transitorios, temporales y momentáneos, estamos de paso sobre este planeta; somos peregrinos, extranjeros y forasteros, Salmos 119:19, pero nuestra alma es eterna y nuestras acciones trascenderán para hacer memoria en la vida eterna; Jesucristo nos confirma una morada donde gozaremos de su presencia, Juan 14:2, o donde muchos sufrirán separados de Él para siempre, El Señor me librará de toda obra mala, y me preservará para su reino celestial…Amén, 2 Timoteo 4:18. Porque dice: Si ustedes están con Él; y si lo buscan, Él será hallado de ustedes; pero si ustedes lo dejan, Él también los dejará, 2 Crónicas 15:2.
Dios nos ofrece el camino invisible de la eternidad sobre lo real y visible de nuestra vida terrenal; la eternidad con Cristo es un mundo maravilloso a su lado para quienes vivimos alineados a su voluntad y su palabra, obedeciendo sus instrucciones. Pero también advierte de un lugar eterno aislado de El para todos los que lo ignoran y hacen lo que les parece su regalado capricho carnal; el infierno será el lugar de tormento para quienes rechazan al Dios Padre y a su Cristo, si estando en tierra le dan la espalda viviendo en sus pecados y delitos; aunque nuestro Creador da muchas oportunidades de salvación a toda persona en la tierra, nadié será salvo después de haber muerto sin Jesucristo, Dijo Jesús: El que cree en el Hijo de Dios, no es condenado, pero el que no cree, ya ha sido condenado, porque no ha creído en el nombre del Unigénito Hijo de Dios, Juan 3:18.
Jesucristo vino a la tierra a darnos ejemplo de vida y a salvar a muchos, pero miles de personas se mueven sobre la tierra indiferentes a su Verdad y la realidad eterna; se casan, se separan, se vuelven a casar, engendran hijos, los abandonan, solo se limitan a suplir necesidades económicas y materiales; viven libertinamente, entablan relaciones extrañas, piensan en el placer, en el sexo y cometen toda clase de desmanes, descuidando su alma, ignorando que la vida en este mundo, es solo la carátula de presentación y el título de lo que será la vida eterna para cada quien, Ustedes ni siquiera saben qué va a pasar con su vida mañana, porque ustedes son como neblina que aparece solo por un momento y pronto desaparece, Santiago 4:14.
Nuestra peregrinación por este mundo es la única oportunidad de vida eterna; Cristo vino a traernos esperanza de vida y la oportunidad bienaventurada más allá de esta vida, vino y regresó a su mansión celestial para apartar un lugar para todo aquel que cree en Él y a Él, En la casa de mi Padre hay muchos lugares donde vivir; si no fuera así, YO no les hubiera dicho que voy a prepararles un lugar. Y después de irme y de preparar un lugar, vendré otra vez para llevarlos conmigo, para que ustedes estén en el mismo lugar en donde YO voy a estar, Juan 14:2-3.
La gran mayoría de la gente vive corriendo, angustiados por conseguir dinero, estatus, fama, relaciones y poder, son esclavos de la codicia, del tiempo, del dinero, del cuerpo y del mundo, pero un día muy cercano, el tiempo no será ya más y se les acabará el viaje; lamentablemente la gente se acuerda de la eternidad solo en los funerales, pero suele ser un pensamiento superficial y momentáneo para muchos porque se basan en la ignorancia que tienen de Dios y las Escrituras; solo los necios andan por la vida despreocupados y sin prepararse  para el desenlace final que todos tendremos en esta tierra; pero un día, cada uno será llevado a la eternidad que construyó y sembró mientras tuvo vida, Porque en este mundo no tenemos una ciudad que dure para siempre, sino que vamos al encuentro de la ciudad que está por venir, Hebreos 13:14.
Y el ángel juró por el que vive por los siglos de los siglos…que el tiempo no sería más, Apocalipsis 10:6. Cada momento estamos expuestos a que el tiempo se nos acabe, así que todo lo que vivamos en el cuerpo de poco aprovechará, porque La vida del ser humano es como la hierba, florece como la flor del campo, pero tan pronto la azota el viento, deja de existir, y nadie vuelve a saber de ella, Salmos 103:15-16.. Pero ser piadosos para todo aprovecha y tiene promesas para esta vida presente y para la venidera, 2 Timoteo 4:8.
La vida sobre la tierra es muy breve, es un abrir y cerrar de ojos comparada con la eternidad donde recibiremos las consecuencias o los resultados de nuestra manera terrenal de vivir. Si tenemos una relación personal con Jesucristo, no debemos tener miedo de morir, puesto que la muerte es la puerta de entrada para estar con Él por siempre. Dios nos da a cada uno el tiempo suficiente para preparar nuestro ascenso a la vida sempiterna. Hay un cielo que podemos ganar con Cristo y un infierno que podemos evitar siendo imitadores de Él; esos dos lugares son reales y durarán para siempre, Entren por la puerta estrecha; porque ancha es la puerta y espacioso el camino que lleva a la perdición, y muchos son los aue entran por ella. Pero estrecha es la puerta, y angosto el camino que lleva a la vida, poco son los que la hallan, Mateo 7:13-14.
Es sabio vivir como si cada día fuera el último, para no ir al infierno descrito en las Escrituras como el lugar donde el gusano de ellos no muere, y el fuego nunca se apaga, Marcos 9:46. Pero también describe el cielo como el lugar donde todo es nuevo y que allí permanece la justicia y el amor, 2 Pedro 3:13¿A quién tengo yo en los cielos, sino a Ti? Y si estoy Contigo Señor, ya no quiero nada en la tierra, Salmos 73.25. La Biblia también advierte que esta tierra, el mar, y este cielo que vemos con nuestros ojos pasarán, Mateo 24:35, serán reemplazados por un cielo y una tierra nuevos, estaremos en una nueva gran ciudad que descenderá del cielo de Dios, Apocalipsis 21.
Poco se predica de este tema, pero Dios ha movido mi corazón a hacerlo, quizá te habla a ti que lees y no has reconocido a Cristo como tu Salvador, quizá polemizas y rechazas las verdades bíblicas, pero el Eterno Dios Creador quiere que sepas que te ama, y aún te está esperando con sus brazos abiertos para llevarte a su mansión celestial cuando partas de este mundo, Pueblos todos de la tierra, vengan a Mí para ser salvos, porque YO SOY Dios y no existe ningún otro, Isaías 45:22. Dios quiere que todos sean salvos y lleguen a conocer la verdad, 1 Timoteo 2:4.
Dios desea que termines con tu largo historial de pecado y maldad; Dios quiere que cuides tu alma, pero también el templo de su Espíritu que es tu cuerpo, que te purifiques por dentro y por fuera; que busques a Cristo, que rindas tu vida a Él y desees ardientemente ser una nueva persona conforme al corazón de Dios, Si el pecador se aparta de todos sus pecados que hizo, y guarda todos mis estatutos, y si actúa rectamente con justicia, de seguro vivirá y no morirá. Todas las trasgresiones que cometió, no le serán recordadas; en su justicia que hizo vivirá. ¿Acaso quiero YO la muerte del impío? YO no quiero que el impío muera, sino que cambie su conducta para que viva. YO el Señor, lo afirmo, Ezequiel 18:21-23.
Muy pronto, el mismo Dios bajará la cortina que cubre la puerta a la eternidad, y comenzará un nuevo tiempo. Así que aunque muchos rechacen la existencia de Dios, del cielo y del infierno, deben saber que los dos lugares son una gran realidad que afrontaremos cuando nuestra alma se desprenda del cuerpo mortal sin vida y vaya a la eternidad que cada uno ganó según haya sido nuestra manera de vivir, los hechos, los actos que hicimos en vida, y la actitud que mostramos hacia Dios, su evangelio, el sacrificio de Cristo y toda la historia bíblica, marcarán la sentencia final, Y el que no se encontró inscrito en el libro de la vida fue arrojado al lago de fuego. Y el mar entregó los muertos que estaban en él y la muerte y el hades entregaron a los muertos que estaban en ellos; y fueron juzgados, cada uno según sus obras, Apocalipsis 20:13-15.
Muchos hacen y deshacen, se ríen, se burlan y atacan, desdeñando el llamado de Dios, pero Él dice: Necio, esta misma noche vienen a pedir tu alma, y todo lo que has guardado, ¿para quién será? Así le pasa al hombre que acumula bienes y riquezas pero ha sido escaso y pobre para con Dios. Lucas 12:20. Olvídate, no reencarnarás, tu alma vivirá eternamente en el cielo o en el infierno, no te dejes engañar, Porque está establecido para los seres humanos que mueran una sola vez, y después venga su juicio, Hebreos 9:27.
¿Has pensado dónde pasarás tu eternidad? ¡No juegues con el destino final de tu alma, ven a Jesucristo y serás salvo!  Por esta razón, debemos prestar mucha atención a las verdades que hemos oído, para no apartarnos del camino que Dios nos muestra; y si Dios confirmó el mensaje dado por los ángeles, y la gente antigua que desobedeció y fue castigada. Con mayor razón seremos castigados si descuidamos esta salvación tan grande que Cristo nos ofrece. Porque el mismo Señor Jesús fue el primero en comunicar el mensaje salvador en Él, y después los que lo oyeron y vieron, demostraron que era verdad, Hebreos 2:1-3.Dios nos ha dado vida eterna, y esa vida está en su Hijos Jesucristo, 1 Juan 5:11.
Mg. MEHC, hija del Dios vivo, real y verdadero y servidora de su reino                                                                                                               

One response to “TEMPORALES EN LA TIERRA Y ETERNOS DESPUÉS DE LA MUERTE

Responder a Elizabeth Carrillo Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s