ORA, PROFETIZA Y ACTIVA ANGELES CON LA PALABRA DE DIOS

Diapositiva1

ORA CON LA PALABRA DE DIOS, PROFETIZA A TU FAVOR Y ACTIVA ANGELES

Así será toda palabra que sale de mi boca; no volverá a Mi vacía, sino que hará lo que YO quiero, y será prosperada en aquello para lo cual la envié, Isaías 55:11.
Porque la palabra de Dios tiene vida y poder. Es más cortante que cualquier espada de dos filos, penetra hasta lo más profundo del alma y del espíritu, hasta lo más íntimo de la persona, y somete a juicio los pensamientos y las inteciones del corazón, Hebreos 4:12.
Que la palabra de Cristo habite en abundancia en ustedes, con toda sabiduría, instruyéndolos y amonestándolos unos a otros, con salmos, himnos y canciones espirituales cantando a Dios con alegría y acciones de gracias en su corzón, Colosenses 3:11.
En enero de 2018 y en marzo de este año escribí a cerca del poder y la respuesta que hallamos al orar con las Escrituras; hay poder y cambio de atmósfea cuando confesamos la palabra de Dios con nuestros labios creyéndola en el corazón mientras nos humillamos buscando el rostro de Abba Padre en oración, ayuno y clamor; hoy vuelvo a hablar guiada por el maravilloso Espíritu Santo, Dios está deseoso de que su palabra sea nuestro pan y que ella habite abundantemente en nuestra vida; vengo a recordar y ampliar el poder que se libera al confesar las promesas bíblica a nuestro favor y las sentencias contra el maly las tinieblas; El camino de Dios es perfeto: su palabra es digna de creer y atesorar porque a través de ella, El Eterno es nuestra respuesta y protección, Én cuanto al Eterno, perfecto es su camino, y digna de confianza su palabra; escudo es a todos los que en Él esperan, Salmos 18:30.
Si nos damos cuenta, la oración es como una sala de partos de hospital, damos a luz verdades eternas, gracia, respuestas, sanidades, liberación y toda bendició en el ambiente espiritual con la espada de la palabra; profetizar con la palabra es ratificar algo ya dicho por el Eterno, al pronunciar con nuestra boca cada texto bíblico, nos alineamos con la mente de Cristo; esas promesas aplicadas a nuestra necesidad y peticiones desatan la perfecta voluntad divina: Él ya lo ha revelado y lo ha ordenado todo, y va acomodando las cosas para dar lugar a sus propósitos. Literalmente, orar y guerrear con la palabra es poner fundamento a los planes del Padre y parir nuestros sueños clamando y creyendo, La hierba se seca y la flor se marchita, pero la palabra de nuestro Dios permanece para siempre,Isaias 40:8.
Parimos en oracióon dando a luz las promesas profetizadas por Dios a nuestro favor y declarando la sentencia contra el mal y las tinieblas; Jesús oró el Padre nuestro, dando una secuencia en la oración dentro de un orden dado por el Juez justo, tomando la oración no solo como un arma espiritual, sino como una transacción legal y divina, si vamos ante el Rey, el Gran Llegislador, con su propia ley, Él no se tardará en responder certeramente. No podemos seguir tomando la oración como si fuera un ritual, sino como un tiempo de confesiones proféticas basados en lo dicho por nuestro Creador. no sigamos orando patéticmente, oremos proféticmente y la gloria de Dios será vista, Todo el que oye mis palabras y las pone en práctica es como un hombre prudente que construyó su casa sobre la roca. Mateo 7:24.
Lo profético asegura y cimenta la oración bajo la perfecta voluntad del Eterno, mientras que lo patético duda y cabila al decir, si es tu voluntad. Orar profeticamente confesando la palabra es afirmar en acuerdo con Dios, el decreto divino escrito en la Biblia. Nos apropiamos por fe y confianza en Dios con la seguridad que veremos su gloria…Yo soy consiervo tuyo y de tus hermanos que poseen el testimonio de Jesucristo: adora al Eterno. El testimonio de Jesús es el espíritu de la profecía, Apocalípsis 19:10. Orar confesando textos bíblicos es adorar al Dador de la vida y testificar del poder y la verdad en la ley y los dichos del Creador ante las potestades invisibles, como Jesús lo hizo cuando venció a satanás en la tentación: Escrito está…Lucas 4:8.
Todo creyente nacido de nuevo en Jesucrito, tiene el poder y la autoridad para confesar la palabra mediante el espíritu de la profecía, porque en cada uno de nosotros reside el Espíritu Santo. Él es el que nos recuerda la palabra e intercede con la voz del Padre, que es la palabra escrita, pues el Espíritu que resucitó a Jesús de los muertos, le da vida a la palabra de Dios confesada por sus hijos, no solo de pan vive el ser humano, sino de toda palabra que sale de la boca de YHWH, Mateo 4:4.
Somos la boca del Eterno,  el Espíritu que se movía sobre las aguas y puso orden en la creación, es el mismo que resucitó a Jesús dejando la tumba vacía y que hoy habita en templos vivos, tú y yo; hemos sido puestos en esta tierra para dar vida, crear y hacer visible lo invisible por la palabra nos une a la mente de Cristo y damos a luz los anhelos del Padre, Jeremías 29:11, Filipenses 2:14-16; ¿Quién conoció la mente del Señor? ¿Quién le instruirá? Pero nosotros tenemos la mente de Cristo, 1 Corintios 2:16. Por lo tanto, si tenemos la mente de Cristo, hablamos su palabra y pensamos como el Padre guiados por el Espíritu Santo, inspirador de la palabra, 2 Timoteo 3:16-17.
Al orar con la palabra revelamos el corazón del Padre y sus amorosas intenciones para sus hijos, también lo que Él aborrece y declara en contra de los enemigos del bien, la verdad y la justicia. Orar con la palabra nos permite experimentar la gloria de su presencia, pero también tiemblan los infiernos ante su enojo y su sentencia contra el enemigo y sus instrumentos de maldad, Porque Dios no desecha al perfecto, ni brinda su apoyo a los malvados. Aún llenará tu boca de risa y tus labios de jùbilo, Job 8:20-21.
La oración de poder se basa en la palabra profética declarada, confesando la palabra creyendo y entendiendo lo que se dice, así logramos liberar lo que Él Eterno ha preparado para sus hijos en todos las áreas de nuestra vida. Se desata el poder liberador que recibimos cuando fuimos salvos y sellados con el Espíritu Santo como propiedad del Creador, allí nos fue inyectado su ADN celestial para morir al pecado y ser regenerados en Cristo, nos hacemos semejantes a Él, adquirimos los génes del Padre y nos hacemos coherederos juntamente con Cristo de su sutoridad y poder, Romanos 8:17.
En su sacrificio, muerte y resurrección Jesucristo volvió a ganar lo que se había perdió en el Edén, el cuerpo de Cristo, la congregación de YHWH ha sido purificada en su sangre, por lo tanto tenemos su respaldo en poder y autoridad para impartir su palabra orando y creando un ambiente extraordinario y sobrenatural de gran magnitud espiritual propicio para ver descender la gloria de Dios, Toma ahora la ley de su boca, y pon sus palabras en tu corazón…alzarás a Dios tu rostro, orarás al Él, y Él te oirá…Job 22:21-30.
La base del poder en la oración profética con la palabra bíblica confesada, es haber escudriñado las Escrituras, haberlas leído muchas veces, haberla examinado, habernos confrontado con ella mirádonos en su espejo, tenerla retenida en el corazón mediante la vivencia, meditándola en la mente y recordándola constantemente con la ayuda del Espíritu Santo y viviéndola en la práctics, El Consolador, el Espíritu Santo, a quien el Padre enviará en mi nombre, Él le enseñará todas las cosas, y les recordará todo lo que les he dicho, Juan 14:6. El Espíritu Santo nos recuerda los textos bíblicos, con los cuales debemos orar, entonces podemos ir a la palabra para tener el contenido completo y así orar profetizando la Escritura, la palabra profética más segura, para que alumbre como antorcha en los lugares oscuros…2 Pedro 1:1921.
Hay palabra para toda las necesidades y todo momento, para los hijos de Dios que creen y confían en su Creador y Salvador. Así que pidan, y se les dará; busquen, y hallarán; llamen y se les abrirá. Porque cualquiera que pide, recibe; y el que busca, halla; y al que llama, se le abrirá, Mateo 7:7. Si somos salvos, no tenemos por qué estar pidiendo oración a todo el mundo, podemos decirle a dos o tres personas que nos acompañen y apoyen en oración por determinada petición pero no debemos estar dependiendo de la oracion de terceros pues si somos hijos de Dios y redimidos en Cristo, todos tenemos el mismo privilegio, Y quitó YHWH la aflicción de Job, cuando él hubo orado por sus amigos, y aumentó al doble todas las cosas que habín sido de Job, Job 42:10.
En estos ùltimos tiempos el Creador está levantando un nuevo mover del Espíritu entre su pueblo, está forjando una nueva generación profética, de atalayas, intercesorrs y adoradores que están siendo usados poderosamente con la palabra para abrir paso a sus propósitos sobre la tierra. Muchos desde hace algùn tiempo estamos orando y confesando palabra por donde quiera que vamos, reclamando las almas, bendiciendo las vidas y pidiendo que baje la gloria de Dios; para eso NO necesitamos de un púlpito o de una plataforma, tampoco se requiere de títulos humanos, lo que necesitamos es ser salvos, nacidos de nuevo, ser obedientes, vivir santificándonos y conocer a Cristo y su palabra continuamente; tenemos el derecho, el poder y la autoridad en el nombre de Jesucristo, por lo tanto, todos los redimidos como obreros aprobados que no tienen de que avergonzarse tenemos la responsabilidad de orar proféticamente, Usando bien la palabra de verdad y evitando profanas y vanas palabrerías, 2 Timoteo 2:15-16.
No se puede seguir en silencio debemos liberar nuestro ADN profético, todos requerimos milagros, y en lo que más debemos centrarnos HOY es en la oración profética de ls palabrs para liberar cambios y milagros; una vez que hayamos creído podemos confesar las promesas y las sentencias según sea el caso por el que se esté orando, confiando en nuestro Todopoderoso Rey, Él Padre obrará porque cuando Jesucristo derramó su sangre en el madero de la cruz, esa sangre quedó para siempre en el propiciatorio del templo, en el altar celestial de su gracia ante los ojos del Eterno, y juntamente con Cristo fuimos resucitados y estamos sentados en lugares celestiales junto a Él, Efesios 2:6, NO oramos al cielo, sino que profetizamos desde el cielo a la tierra.
De igual modo, tenemos poder y autoridad para liberar y desatar ángeles a nuestro favor, sea alrededor de nosostros, de la familia, la nación y sobre todo el globo terráqueo, los ángeles son seres sometidos al Credor y ejecutan su palabra, Bendigan al Eterno, ustedes sus ángeles, poderosos en fortaleza, que ejecutan su palabra, obedeciendo a la voz de su precepto, Salmos 103:20. En la oración profética fundamentada en la palabra de Dios esta el precepto de atar y desatar, Mateo 16: 19 y Mateo 18:18, para que las puertas del hades no prevalezcan contra la Iglesia y destruya toda interferencia espiritual de las tinieblas, Porque escrito está, Mateo 4:4.
El Eterno Padre estableció ángeles que se movilicen a nuestro favor y nosotros necesitamos su asistencia celestial todo el tiempo; ahora mismo hay muchos de ellos desocupados y desempleados, están cerca de nosostros de pie y listos para actuar y traer liberación una vez pronunciemos las palabras precisas y perfectas, confesando lo que Dios dice en su palabra. Eliseo sabía esto, 2 Reyes 6: 16-17, por eso oró para que a su siervo Giesi le fueran abiertos los ojos y reconociera que son más los que están con nosotros que en contra, por eso despójense de toda inmundicia y de la maldad que tanto abunda, para que puedan recibir con humildad la palabra sembrada en sus corazone, la cual tiene poder para salvarles la vida, Santiago 1:21. David también lo sabía y por eso habló de los escuadrones del Dios viviente, 1 Samuel 17;26.
Recuerdo mayo de 2009, salí con toda mi familia a comprar unos dólares porque mi hijo viajaba, antes de salir de casa, tome unos minutos y oré pidiendo al Señor su protección y una palabra, me dio Salmos 20:1-4,en tarjeticas que solía leer cada día y oré con esos versículos, cuando nos retiramos de la casa de cambios para ir a almorzar, nos salieron al encuentro dos atracadores en moto, uno me trató de arrebatar el bolso infructuosamente mientras yo clamaba a gritos, mientras con una fuerza superior a mi me sostuve y me defendí; aunque me arrastraron varios metros no solté la cartera, después alguien vino en mi ayuda y cuando los ladrones voltearon a ver al que hablaba, salieron despavoridos y huyeron: finalmente aunque estuve con los brazos inflamados y de todos los colores debido a la presión de las manos de los ladrones y coja por más de un mes por dislocación de mis tobillos, el poder de la palabra tuvo su efecto para defenderme en el momento portuno, los ángeles acudieron en mi ayuda y obtuve la victoria,  YHWH te oiga en el día del conflicto. Te envié ayuda desde el santuario, y desde Sión  te sostenga…te dé conforme al deseo de tu corazón, y cumpla todo tu consejo, Salmos 20:1-4.
En este mismo instante hay miles de ángeles a nuestro alrededor, son destinados por el Padre para nuestra defensa y ayuda, están esperando a activarse cuando confesemos la palabra y se romperán cadenas; ellos derribarán miles de demonios de enfermedad, drogadicción, muerte, estancamiento, violencia, guerra y toda maldad, Porque todos lo ángeles son espíritus al servicio de Dios, envidos en ayuda de quienes han de recibir en herencia la salvación, Hebreos 1:14.
Debemos soñar con las promesas de Dios hechas realidad en nuestra vida, necesitamos ser recalibrados por la mano del Padre para unirnos a su frecuencia celestial, asi muchos textos nos resulten controversiales, especialmente cuando son setencias contra las tinieblas y los impíos, debemos profetizar, porque no serán nuestras palabras, sino las de Dios para liberación y bendeción, Para que corra el juicio como las agua y la justicia como corriente inagotable, Amós 5:24. Necesitamos profetizar a favor de la familia y la nación, Dios tiene los textos perfectos en contra de a maldad, los tiranos, los gobiernos corruptos y toda injusticia sobre la tierra.
El Padre está depositando sueños en el corazón de miles de hijos que está levantando con su palabra profética para que se establezca su reino en la tierra; lapalabra confesada en oración trae un gran despertar en la Iglesia y avivamiento entre los que han de ser slvos, trae gran liberación sobre la democracia de los pueblos; vendráan cambios favorables para el pueblo de Dios que clama y profetiza, pero funestas consecuencias para los impíos y su pecado, esto ya está, antes que aparezca el Gran Rey, somos la puerta a la bendición profética y debemos trabajar, Alcen, oh puertas sus cabezas, y alcense ustedes puertas eternas, y entrará el Rey de gloria. ¿quién es este Rey de gloria? YHWH el fuerte y valiente, YHWH el poderoso en batalla. Alcen su cabeza, ustedes puertas eternas, y entrará el Rey de gloria ¿quién es ese Rey de gloria? YHWH de los ejércitos, es el Rey de gloria, Salmos 24:7-10.
El futuro que resta en esta tierra debe fluir de nuestra boca con la palabra de Dios, estemos profetizando sobre la vida, la familia, los niños, los jóvenes y las naciones. La oración profética nos acerca a la esfera espiritual del Creador, no nos limitemos a las circunstancias, tomemos lo que necesitamos del cielo para traerlo a la tierra. Amén.
OREMOS: Levanta Padre tu compañía de profetas para estos últimos tiempos, úngenos con poder en el Espíritu Santo y libera nuestro destino en Tí para que tu reino  se manifieste y se establezca en toda la tierra, mientras aguardamos tu regreso o nos llamas a tu presencia, en el poderoso nombre de Jesucristo de Nazareth te lo imploramos. Amén.
Mg. MEHC, hija del Dios vivo, real y verdadero y servidora de su reino eterno.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s