CUARTO MANDAMIENTO-PRINCIPIO DE MAYORDOMÍA

UDiapositiva1

CUARTO MANDAMIENTO-PRINCIPIO DE MAYORDOMÍA

EN EL MANEJO DEL TIEMPO

Seis días trabajarás, pero el séptimo es reposo para YHWH.
Seis días trabajarás y harás toda tu obra, pero el séptimo día es reposo a YHWH tu Dios; ninguna obra harás tú, ni tu hijo, ni tu hija, ni tu siervo, ni tu sierva, ni tu buey, ni tu asno, ni ningún animal tuyo, ni el extranjero que está dentro de tus puertas, para que descanse tu sirvo como tú, Éxodo 20:8-11 y Deuteronomio 5:12-14.
Y por esta causa los judíos perseguían a Jesús, y procuraban matarlo, porque hacia estas señales en día de reposo. Y Jesús les respondió: Mi Padre hasta ahora trabaja, y YO también, Juan 5:16-17.
Que nadie los juzgue ni critique a ustedes por lo que comen o beban, o por cuestiones tales como días de fiesta, luna nueva o día de reposo, Colosenses 2:16.
Vimos en el Gran mandamiento el principio de prioridad para quién adoramos, en el primero, el principio de Fidelidad en cómo adoramos, en el segundo el principio de reverencia en la actitud para adorar, en este cuarto mandamiento hablamos del principio de mayordomía del tiempo que destinamos para adorar a Dios, trabajar y descansar, Miren, pues, con diligencia su manera de andar, no como necios sino como sabios, aprovechando bien el tiempo, porque los días son malos, Efesios 5:5-16.
La mayordomía es un principio bíblico muy amplio para abordar porque ocupa todas las áreas de nuestra vida, pero aquí solo hablaremos de la mayordomía en el uso del tiempo lo cual tiene que ver con el Cuarto Mandamiento. Mayordomía es la capacidad para saber administrar y servir en un rol, una función, tarea, misión o gestión determinada, haciéndolo de manera eficiente, responsable y sabia ocupándonos de los encargos que han sido depositado en nuestras manos por asignación divina, dándo el uso correcto a los bienes y recursos que de parte de Dios alguien nos ha confiado; la mayordomía requiere organización moral y ética personal para ganar y multiplicar evitando el desperdicio, Aprovechando bien el tiempo porque los días son malos, Efesios 5:16.
La mayordomía es la actividad y oficio propio de un administrador fiel y sabio que sirve a un propietario o señor que viene a ser su jefe; un mayordomo ordena dirige y dispone de los bienes de su amo, dentro de una gestión responsable, cuidando con esmero los recursos y bienes, cumpliendo cabalmente la tarea de proteger y manejar los recursos y suministros sabiamente; la mayordomía requiere planificación del tiempo haciendo buen uso de él para ganar en cada jornada, tratando de evitar pérdidas pero obteniendo ganancias, Enséñanos a contar bien nuestros días, para que nuestra mente alcance sabiduría, Salmos 90:12.
Cuando Dios habla en el Cuarto Mandamiento de seis días para trabajar y el séptimo para descansar, nos está enseñando que así como hay tiempo para nuestras actividades personales, familiares  y profesionales, también hay tiempo para dedicarlo a la piedad en la busqueda de su presencia, donde logramos el verdadero descanso, no sólo para el cuerpo, sino también para el alma. Este mandamiento nos enseña que todos debemos tener tiempo para la devocion, lo laboral y para apartarnos a reposar, esa es la diaria realidad humana para encontrar un balance entre lo natural y lo espiritual, pues nuestra vida en la tierra transcurre entre lo temporal pero caminando hacia lo eterno, donde lo que perece no puede estar por encima de lo que permanece, andamos por fe, no por vista, 2 Corintios 5:7.
El paso del tiempo es algo que no podemos controlar, pero sí podemos administrar nuestro tiempo; no olvidemos que vivimos en los últimos tiempos y por lo tanto debemos discernir por qué los días son acortados como lo aseguró el SEÑOR: Y si aquellos días no fueran acortados, nadie sería salvo; pero por causa de los escogidos, aquellos días serán acortados, Mateo 24:22; nuestra realidad terrenal es temporal y va rápido, por eso debemos ser sabios para administrar nuestras actividades sin perder de vista lo espiritual, de la devoción y la piedad preparándonos para la vida eterna. Debemos depender de Dios al 100% en el manejo de nuestra vida y el tiempo real que estamos viviendo en este mundo; Dios nos saca de la rutina proveyéndonos vida de fe y descanso para hacerlo todo con eficacia en el momento preciso y con la organización adecuada del tiempo terrenal pues todos tenemos las mismas horas del día y la noche, no poniendo nuestra vista en las cosas que se ven, sino en las que no se ven; porque las cosas que se ven son temporales, pero las que no se ven son eternas, 2 Corintios 4:18.
Dios nos habla de mayordomía del tiempo en este cuarto mandamiento porqué Él es el SEÑOR del tiempo, Él quiere que apartemos cierta cantidad y calidad de tiempo en el día y en la semana para dedicarnos a Él, no solo al trabajo;  toda actividad que hagamos debe tener adoración continua en nuestro corazón,  mientras servimos  y trabajamos podemos glorificar a Dios, haciendo todo como para el SEÑOR, Colosenses 3:23-24. Jesús enseñaba en la sinagoga en día sábado y dijo: Mujer, eres libre de tu enfermedad. Puso las manos sobre ella, y se enderezó al momento y glorificaba a Dios…Pero el alto dignatario de la sinagoga, enojado de que Jesús hubiera sanado en sábado, dijo a la gente: Seis días hay en que se trabaje; en estos, pues, vengan y sean sanados, y no en sábado. Entonces el Señor le respondió y dijo: ¡Hipócrita! ¿No desatan ustedes su buey y su asno del pesebre y lo llevan a beber en sábado? Y a esta hija de Abraham, que satanás había atado 18 años, ¿no se le debía desatar de esta ligadura en sábado? Lucas 13:10-22.
Jesús iba a la sinagoga en sábado para servír a la gente y glorificar al Padre, enseñaba la palabra y hacía bien a los necesitados; es por eso que este cuarto mandamiento ha sido uno de los más controvertidos y ha causado gran revuelo no sólo en los tiempos bíblicos, por estar entre los diez mandamientos y ser ratificado en varias partes de la Escritura, Isaías 58:13-14, Jeremías 17:22, sino que también en los días actuales es causa de discusión, debate y división entre algunos sectores de la cristiandad frente al judaísmo, es piedra de tropiezo para muchos con respecto a la ley que fue dada a los antiguos pero para los creyentes nacidos en Cristo, el sábado no se guarda literalmente como lo hacen los judíos y algunos sectores cristianos porque Dios es digno de adoración 24/7, Él debe ser el centro y razón de ser de todas nuestras actividades diarias, ocupados en lo bueno y lo santo dando testimonio de fe sin ser ociosos, ni religiosos legalistas, Anden sabiamente para con los de afuera, aprovechando bien el tiempo, Colosenses 4:5.
El Creador es el máximo y extraordinario estratega, Él nunca improvisa, Él planifica, ordena y organiza todo para que se lleve a cabo en el tiempo perfecto, el Mesías Rey confirmó el aspecto del tiempo de reposo sobre la base del amor, la piedad y la misericordia dejando de lado la ley, lo ritual, legalista y ceremonial de los formatos para profundizar en su amor y verdad. Jesucristo sustentó la ley moral del bien, la verdad y la justicia sanando y liberando en sábado porque el amor y los principios divinos contemplados en su palabra son eternos y prevalecen sobre todo formalismo religioso para salvar, dar vida y descanso no para poner cargas, Dios hizo todo hermoso en su momento, y puso en la mente humana el sentido del tiempo, aun cuando el hombre no alcanza a comprender la obra que Dios realiza de principio a fin, Eclesiastés 3:11.
Nuestro Señor JESUCRISTO ES SEÑOR DEL DÍA DE REPOSO. Porque el Hijo del Hombre es Señor del día de reposo, Mateo 12:8. Si Dios no tiene principio ni final y es un eterno presente, de igual manera debe ser adorado por el hombre, sin dejar de lado las obligaciones y el descanso; Jesucristo ejemplo nos ha dejado para sirvirle con sabiduría, fidelidad y eficiencia, Él es el Dueño y el jefe de todo, a la vez que es nuestro reposo, Mateo 11:28. Porque en Él vivimos y nos movemos, Hechos 17:28; Él no solo es nuestro reposo, Él nos da tiempo para todo, nos bendice y nos inspirándonos a adorarlo, abriendo puertas para servirle, otorgando al misno tiempo descanso en su presencia, Así, pues, que todos los seres humanos somos servidores de Cristo, y administradores de los misterios de Dios, 1 Corintios 4:1.
El principio de mayordomía es servicio y devoción que nos recuerda que Dios es el Propietario de nuestra vida, el Dueño de nuestro tiempo y el Amo del universo, por eso debemos darle tiempo de calidad, no para guardar literal ni religiosamente el día sábado como si fuera algo mecánicamente reglamentado¸ si Él es eterno y Dueño de este vasto universo, entonces todo nuestro tiempo le pertenece a Él y en todo momento debemos ser conscientes de su presencia, por lo tanto, todas nuestras actividades deben glorificarlo y adorarlo, pues Dios no está sujeto al tiempo. A los religiosos, fariseos, escribas, sacerdotes y maestros de la ley judaica el Señor Jesucristo les resultó insoportable y odioso porque trabajaba, daba amor y servía en sábado, y Él los llamó en repetidas ocasiones, hipócritas, Mateo 23:13-36. Separarnos para Dios no es cuestión de un día, es un estilo de vida en santidad siendo gratos ante sus ojos, haciéndolo sonreír al complacer su corazón.
Esto nos enseña que el principio de la mayordomía, así como toda la palabra y los mandatos de Dios, debemos trabajarlos sobre la base del amor y la piedad estableciendo prioridades sin improvisar sino dando orden a todo lo que hacemos y vivimos en Dios, Respondió el rey, y dijo: ciertamente sé que quieres ganar tiempo, porque ves que mis órdenes son firmes, Daniel 2:8; porque todo tiene un orden, un momento, y razón de ser debajo del sol como dice Eclesiastés 3.
Vivimos tiempos donde todo es instantáneo, agitado, urgente y para ya, y si no planificamos nuestro tiempo y tareas diarias todo se hará más difícil y complicado impidiendo nuestra comunión con Dios y el descanso que necesita el cuerpo para mantenerse sano y ágil. Los afanes y el acelere del mundo dificultan no solo nuestra calidad de vida, sino también nuestro tiempo personal en el lugar secreto con el Dueño de todo, por lo tanto, el principio de mayordomía en el buen uso del tiempo es un llamado al pueblo de Dios para ser diferentes frente al común del mundo, En todo esto tengan en cuenta el tiempo en que vivimos, y sepan que ya es hora de despertarnos del sueño. Porque nuestra salvación está más cerca ahora que al principio cuando creímos el mensaje, Romanos 13:11.
Frente a las personas ociosas, perezosas, automáticas y de vida fácil, nosotros como hijos de Dios debemos marcar la diferencia con todo lo que Dios establece y glorifica su nombre, no pensando en guardar solo un día cada semana, sino recordando que cada instante que respiramos le pertenece a Dios; de Él son los tiempos y las edades y todos somos solamente administradores de los bienes, recursos y bendiciones que nos da, Dios es quien cambia los tiempos y las edades…Daniel 2:21, Porque dice: en tiempo aceptable te he oído. Y en día de salvación te he socorrido. He aquí AHORA el tiempo aceptable; he aquí AHORA tu día de salvación es HOY, 2 Corintios 6:2.
Se requiere de un corazón rendido para trabajar en la obra del ministerio de La Gran Comisión ahora que hay tiempo de cosecha y los campos están blancos, cada miembro del cuerpo tiene una función sea grande o sea pequeña para salir y lanzar la red; a todos nos ha sido dado un encargo que debemos cumplir pues un día rendiremos cuentas; el tiempo apremia, y debemos saber invertir nuestros recursos en el avance y el crecimiento del reino de Dios en la tierra, mucho más cuando vemos que aquel día se acerca, Buen siervo fiel, sobre poco has sido fiel, sobre mucho te pondré; entra en el gozo de tu SEÑOR, Mateo 25:23.
Somos servidores unos de otros, por lo tanto, nadie es más ni menos que el otro, y el mayor en el reino de los cielos es el servidor de todos, Marcos 9:35.
Jesús permanecía en la presencia del Padre, usando bien su tiempo porque trabajaba para el reino de los cielos, administraba bien los negocios del Padre, no dejaba de asistir a la sinagoga y de hacer el bien a la gente; en sábado enseñaba, sanaba, hacía milagros y liberaba, pasaba largos períodos de tiempo con la multitud compartiendo y enseñando; Jesús trabajaba a la vista de todos, en medio de pecadores, pobres y necesitados sembrando la verdad en los corazones, haciendo justicia aún en día sábado. Jesús es el máximo ejemplo de un Buen Servidor, era organizado y disciplinado, sacaba tiempo de calidad buscando el rostro del Padre orando siendo aún muy oscuro, recorría las aldeas entregando amor y compasión, a sus vecinos y a sus discípulos les revelaba lo que era importante para la vida, Oh hombre, YHWH te ha declarado lo que es bueno, y qué es lo que pide Él de ti: solamente hacer justicia, amar misericordia y humillarte ante tu Dios, Miqueas 6;8.
Nuestro tiempo está determinado por nuestra visión, pasión y metas en la voluntad de Dios, esto nos lleva a ser buenos administradores y servidores del reino, no solo un día, sino cada momento que respiramos, responsables con el tiempo y ejercitando los dones para bendición de la humanidad, lo cual otorga descanso al alma y reposo al espíritu, porque honramos al SEÑOR con lo que somos, tenemos y hacemos, Ustedes ahora conocen a Dios. Mejor dicho, Dios los conoce a ustedes. Por eso, no puedo entender ¿por qué quieren retroceder y convertirse otra vez en esclavos de los débiles e inútiles rudimentos a los que ustedes les dan importancia? Pretenden ganarse el favor de Dios al cumplir con ciertos días, meses, estaciones y años. ¡Mucho me temo que mi trabajo entre ustedes ha sido en vano! Gálatas 4:9-11.
Manejar el tiempo es también aprender a quedarnos quietos y esperar los tiempos de Dios para lograr cambios, alcanzar promesas, vencer en la prueba, vivir el desierto y entrar en la tierra prometida como Abraham para disfrutar y descansar de su infinito amor a solas, en familia, con los hermanos y con el prójimo, dando testimonio para atraer a los pecadores al reino de Dios y que muchos sean salvos. Así que guardar el día de reposo es adorar a Dios todo el tiempo y servir cada vez que tenemos oportunidad, esa es la mayor devoción al Eterno, Acuérdate de tu Creador ahora que es tiempo de juventud, y no han llegado los momentos difíciles; ya que vendrán años en que digas: No me trae ningún placer vivir en este tiempo, Eclesiastés 12:1. Parafraseado.
No descuidemos el hermoso recurso del tiempo, no descuidemos el ejercicio de la piedad, ni dejemos de adorar sirviendo ejercitando los dones, todo eso nos pone en la presencia del SEÑOR de la viña; cumplamos los mandatos y propósitos de Dios de acuerdo a nuestro llamado, Entre tanto que voy, ocúpate en la lectura, la exhortación y la enseñanza. No descuides el don que hay en ti, que te fue dado…Ocúpate en estas cosas; permanece en ellas, para que tu aprovechamiento sea manifiesto a todos, ten cuidado de ti mismo y de la doctrina; persiste en ello, pues haciendo esto, te salvarás a ti mismo y a los que te oyeren, 1 Timoteo 4:13-16.
No ser buenos administradores nos hace saltar de un lugar a otro, movidos por las emociones y las circunstancias entre lo urgente y lo importante haciendo malas decisiones debido al apresuramiento y la angustia del tiempo perdido que jamás se recupera; no podemos seguir moviéndonos por reacción, sino que debemos ser proactivos, en la búsqueda continua de la presencia y el consejo de Dios para llevar a cabo nuestro encargo en el tiempo ideal y real, evitando  afanes y carreras que desgastan la vida, consultemos a Dios y vivamos sabiamente redimiendo bien el tiempo, En tus manos están mis tiempos…Salmos 31:15; Enséñanos a contar bien nuestros días para que nuestra mente alcance sabiduría, Salmos 90:12.
Mg. MEHC, hija del Dios vivo, real y verdadero y servidora de su reino eterno.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s