¿SENSIBILIDAD O MIEDO?

Diapositiva2

¿SENSIBILIDAD O MIEDO?

Así que no tengas miedo porque YO estoy contigo; no te angusties, porque YO SOY tu Dios. Te fortaleceré y te ayudaré; te sostendré con mi diestra victoriosa, Isaías 41:10.
Cuando siento miedo, pongo en Ti mi confianza, Salmos 56:3. Cobren ánimo y ármense de valor, los que en el SEÑOR esperan. Salmos 31:24 
Porque no nos ha dado Dios espíritu de cobardía, sino de poder, amor y dominio propio, 2 Timoteo 1:7.
En la vida espiritual el miedo es la mayor arma que el enemigo usa para paralizar nuestra acción y debilitar nuestra fe; el miedo es cobardía que nos paraliza, si no lo controlamos se vuelve terror, espanto y pánico, todo lo cual lo vencemos confiando en nuestro Dios Creador y Salvador y afirmando nuestra fe en lo que dice su palabra; si le damos cabida al miedo producirá daño a todo nivel en nuestro cuerpo, alma y espíritu. Ya te he ordenado: ¡Sé fuerte y valiente! ¡No tengas miedo ni te desanimes! Porque el SEÑOR tu Dios te acompañará dondequiera que vayas, Josué 1:9.
El miedo va acompañado de una sensación de angustia, sosobra e incertidumbre ante el peligro o ante algo que atenta contra nuestra integridad personal, lo cual libera toxinas en nuestro torrente sanguíneo provocando dolores, enfermedad, y daños en el cuerpo que pueden llegar a causar alteraciones mentales y sicológicas, toda esta carga de emoción negativa afectará nuestra calidad de vida y  mucho más nuestra espiritualidad, podriamos tomar una actitud defensiva, ofensiva o de escape; el miedo es bueno cuando es prevención para conservar la vida, pero es malo cuando nos paraliza e intimida impidiéndonos actuar prudente, asertiva, sabia y oportunamente. El miedo nocivo que pone el adversario en el alma humana es algo muy diferente al temor reverente que sentimos hacia Dios, en respeto y devoción de amor ante su grandeza y santidad. Dichoso el que teme a YHWH, y anda en sus caminos, Salmos 128:1.
Vivimos los últimos tiempos en sobresalto, inquietud y expectativa ante los sucesos del mundo, pero los cristianos genuinos conocedores de Dios y su palabra no sentimos miedo, sino que oímos y miramos los,sucesos, pero nos adherimos mucho más a Cristo porque sabemos que todo está escrito. El miedo se apodera de un creyente cuando no tiene raíces de una fe firme, ni una confianza férrea en nuestro Salvador; el miedo ni el pánico pueden tener cabida en los hijos de Dios ni mucho menos dominar a un soldado y discípulo de Jesucristo, pues El mismo SEÑOR lo dijo y lo advirtió en la escatología bíblica; quizá los que sienten pánico y miedo, solo conocen porciones de la Escritura, pero es necesario leerla toda para conocer lo que Dios dice, instruye y advierte desde Génesis hasta Apocalipsis; y cuando escudriñamos la palabra de Dios debemos hacerlo con la ayuda del Espíritu Santo y con corazón alegre, oración, disposición y atención para recibir y oír hablar al SEÑOR. Escudriñen profundamente las Escrituras; porque ustedes bien saben que en ellas hay vida eterna; y ellas son las que dan testimonio de Mí, Juan 5:39.
El Padre Eterno es fiel, siempre esta con nosotros pase lo que pase, Él no nos da pruebas que no podamos llevar; el amor y el poder de Dios nos guarda porque Él sigue sosteniendo el universo, pero cuando no hay fe ni seguridad, nuestras aflicciones sangran y abaten; debemos recordar que el Espíritu Santo es Emanuel, Dios con nosotros, y que junto con su ejército celestial son mucho más que las maquinaciones del adversario, las tinieblas y que los enemigos son nada delante del Vencedor del Calvario y Creador del universo, en vez de tener miedo, debemos sensibilizarnos a lo espiritual y fortalecer nuestra confianza en el Creador profundizando en su amor Salvador con la seguridad que venceremos en esta crisis, Donde hay amor no hay inseguridad; antes bien, el perfecto amor echa fuera la duda, pero el miedo lleva en sí castigo. Y el que tiene miedo, no ha sido perfeccionado en el amor, 1 Juan 4:18. Parafraseado mío.
La crisis que hoy vivimos parece muy grande, pero está bajo el gobierno, potestad y control del Todopoderoso Rey de gloria, echemos fuera el miedo y reforcemos nuestra dependencia en Él Varón de Guerra, Él es más que la crisis, más que el ataque y más que la economía del mundo; nuestro Dios es mucho más que lo que pueda hacer o decir el mundo; nuestro Dios está por encima del estancamiento, el encierro, el fracaso y la enfermedad, Jesuristo ya venció y llevó todo nuestro dolor y sufrimiento, Él nos hizo libres, anuló toda acta de decretos y somos su propiedad. Cuando pases por las aguas profundas, YO estaré contigo. Cuando pases por ríos de dificultad, no te ahogarás. Cuando pases por el fuego de la opresión, no te quemarás; las llamas no te consumirán, Isaías 43:2.
No podemos seguir fluctuado entre la fe y el miedo,  entre la verdad y la sosobra, entre la indiferencia y el compromiso, es nuestro deber pararnos firmes en la brecha como valientes soldados de Cristo que somos; Esteban estuvo frente a sus verdugos, y no tuvo miedo, fue valiente, estuvo firme en su fe, aún mientras agonizaba adoraba confiando en el SEÑOR porque sabía que la gloria lo esperaba, si somos perseguidos y martirizados, solo podremos soportar con fe; debemos tener la certeza del amor divino siendo fuertes bajo la presión, la tensión y la aflicción, por lo tanto, necesitamos crecer y madurar emocional y espiritualmente. Pueda que cruce por valles peligrosos de muerte, pero no tendré miedo de nada, porque Tú eres mi Pastor y siempre estas a mi lado; me guiarás por el buen camino y me llenas de confianza, Salmos 23:4.
Dios quiere que estemos seguros y confiados en Él y nos advierte a tener en cuenta algunos aspectos importantes para despertar nuestro interes por las cosas eternas:
1. Necesitamos conocer a Dios y su palabra a profundidad. Él es el resplandor de su gloria y la expresión exacta de su naturaleza, Él sostiene todas las cosas con la palabra de su poder…Hebreos 1:3.
No conocer a Dios y lo que Él dice, enseña y advierte en su palabra trae ansiedad y pánico al momento que la prueba sacude, nos hacemos vulnerables a la mentira y a los rumores de afuera, pero el Padre se desagrada de eso. Desde el momento que conocemos a Cristo empezamos nuestra carrera de fe, obediencia y dependecia a Dios, alimentándonos en su presencia de su poderosa palabra que es como martillo unas veces y como miel al paladar otras veces: con ella aprendemos a orar, nos llenamos al ayunar, nos consagrarnos en humildad, y lo que es  mejor, nos ayuda en la entrega y el compromiso al Padre. Muchos “cristianos” tienen miedo porque no conocen de cerca a Cristo e ignoran lo que está predicho en la Biblia; Dios no ha permitido esta crisis para infundir miedo, sino para traer sensibilidad moviendo nuestras entrañas hacia su divina persona, hacia su reino y la salvación que El trajo; Dios quiere que seamos más espirituales y sensibles a su presencia, una sensibilidad que provoque dolor de arrepentimiento en el corazón, para volvernos puros, obedientes, mansos, humildes y sensibles a su voz. Mi pueblo no ha querido conocerme como su Dios, por eso muchos están muriendo. ¡Ni siquiera los sacerdotes me reconocen! Por eso no quiero que sigan sirviendo en mi templo. Ya que han olvidado mis mandamientos, YO también me olvidaré de ellos, Oseas 4:6. A Dios le duele la maldad de los hombres y la tibieza de su pueblo que ha dejado su Primer Amor, algo que ha venido diciendo desde hace mucho tiempo.
Al Eterno lo conocemos no solo con la comunión íntima en el lugar santísimo cada día, sino leyendo y estudiando su Palabra y llevando a la práctica los principios y mandatos divinos, así aprendemos que todos los sucesos de la historia están escritos y bajo el gobierno celestial; el Padre conoce los corazones, sabe quiénes lo aman y lo han de amar, quiénes serán sus enemigos y quiénes estarán dispuestos a seguirle y servirle, hay personas que luchan por el bien, pero también hay unos cuantos que se rebelan contra su Creador creyéndose dueños del mundo, son los que hacen la guerra y dañan a las personas con toda clase de males impensables, pero también están los que hacen el bien y viven a favor de la humanidad conforme a los fundamentos establecido en el Manual de vida. Porque somos hechura suya, creados en Cristo Jesús para hacer buenas obras, las cuales Dios preparó de antemano para que andemos en ellas, Efesios 2:10, y Lámpara es a mis pies tu palabra, y luz a mi camino, Salmos 119:105.
Dios es fuente del bien, Él no escoge la gente para que sea mala y se condene, cada uno hace su camino y define el destino eterno de su alma mientras vive en esta tierra en medio de las oportunidades divinas. Nosotros los hijos del Dios debemos permanecer en seguridad fe y vivir con corazón limpio, siendo firmes y valientes guerreros que eliminan el miedo y evaden la manipulación del mundo creyéndole lo que Dios ha revelado. Jesúcristo nos enseñó y exhorta a ser sensibles al afecto sincero, a lo bueno, lo justo y lo santo, sensibles a su gloria y conscientes del cumplimiento profético, Porque la profecía nunca fue traída por voluntad humana, sino que los hombres de Dios hablaron guiados por el Espíritu Santo, 2 Pedro1:21. Lo que sucedió, vuelve a suceder; lo que antes se hizo, vuelve a hacerse, ¡En esta vida se repiten los sucesos y no hay nada nuevo debajo del sol! Eclesiastés 1:9. Pero sabemos que todo tiene su tiempo como lo dice Eclesiastés 3.
Ya se ha dicho muchas veces, que toda la maldad es consecuencia del pecado humano en corazones no regenerados, es el pecado de siempre, pero ejecutado por diferentes actores en diferente época; a través de la historia y hasta el día del SEÑOR, habrá consecuencias funestas por la maldad de los seres humanos, cada uno cosechará lo bueno o lo malo que haya sembrado, pero el misericordioso Creador tiene un límite, por eso debemos desechar todo miedo e intimidación que el mundo lance en el temor a Dios que es amor y respeto reverente, Quien teme al Eterno aborrece lo malo; YO aborrezco el orgullo y la arrogancia, la mala conducta y el lenguaje perverso, dice YHWH, Proverbios 8:13.
No podemos ser indiferentes ni perezosos para con Dios y la palabra, hay que leer, leer, investigar y corroborar los hechos a la luz de la Escritura; los creyentes no podemos quedarnos en videos y audios que pululan; necesitamos depender de Dios y crecer conforme a su palabra, perfeccionar el carácter y madurar integral e inteligentemente de la mano del Padre, no podemos ser titeres del mundo y los medios, y tampoco seguiremos siendo los mismos de antes de la pandemia maligna. No vivan ya según los criterios del tiempo presente; al contrario, cambien su manera de pensar para que así cambie su manera de vivir y lleguen a conocer la voluntad de Dios, es decir, lo que es bueno, lo que es agradable, y lo que es perfecto, Romanos 12:2.
El Dueño del universo es más poderoso que el mal, Él no permite situaciones difíciles para atemorizarnos, Él permite y obra todo en amor para corregirnos y sensibilizarnos; en su profundo amor por esta raza caída, el Padre anhela que miles lo busquen y cambien su estilo de vida pecaminosa; que sus hijos se comprometan con la integridad y la verdadera espiritualidad para que muchos dejen de ser religiosos e indiferentes legalistas que solo miran lo superfluo y lo simple, que si la hermana se tinturó o no el cabello, si tiene la falda corta o larga, si se maquilla o no se maquilla, NO, no, no podemos seguir juzgando ni condenando viendo solo con ojos físicos, sino con los ojos de Cristo; hay cristianos de vieja data, y otros con títulos pero no conocen a su Salvador ni saben lo que Dios pide de  cada uno de nosotros. Necesitamos con suma urgencia ser transformados, perfeccionados y purificados con el carácter de Cristo en nosotros, Hasta que todos lleguemos a estar unidos por la fe y el conocimiento del Hijo de Dios, y alcancemos la edad adulta, que corresponde a la plena madurez en Cristo, Efesios 4:13. Amemos al Eterno y valoremos su palabra.
2. Necesitamos discernimiento y dones activos, El hombre natural no acepta las cosas del Espíritu de Dios, porque para él son locura; y no las puede entender, porque se disciernen espiritualmente, 1 Corintios 2:14. Ya el Espíritu Santo me ha puesto este mismo punto en varias enseñanzas anteriores, y en su bondad hoy vuelve a repetirlo, necesitamos más vida en el Espíritu para avivar los dones hoy más que nunca. Necesitamos más doctrina y cimientos espirituales puros porque el común de la gente es facilista, perezosa y negligente, no lo sabemos todo, pero debemos tener el fundamento bíblico sólido con unción y dirección del Espíritu Santo ardiendo en nuestro interior. Amados, no crean a todo espíritu, sino prueben los espíritus, si lo que sucede procede de Dios; porque hay mucha falsedad que recorre el mundo, 1 Juan 4:1. Parafraseado mío.
Nuestro amado Redentor sigue salvando, sanando, liberando y Él volverá, todos los eventos proféticos giran alrededor de Jesucristo, por eso Él nos amó hasta la muerte. La falta de discernimiento es falta de llenura del Espíritu, de comunión con Dios y una vida pobre de oración y adoración, así no se puede vivir en la dimensión espiritual. Dios es el único que nos da conocimiento y revelación con base bíblica para que pensemos y actuemos conforme a lo que Elohim ordena, todo esto requiere sinceridas de corazón unida al ayuno y la vigilia, conectándonos con el corazón del Padre para entender y discernir la verdad de lo que pasa en el mundo. En verdad, nada hace el SEÑOR Omnipotente sin antes revelar sus designios a sus siervos los profetas, Amós 3:7.
Nuestro Creador conoce los corazones, Él mira el futuro, sabe quiénes obrarán bien y quienes no, y los hechos proféticos se cumplen ante nuestros ojos, no para llenarnos de miedo y parálisis, sino para movernos y sensibilizarnos a la presencia y el poder de Aquel que todo lo puede, para que entendamos que, aunque el enemigo usa gente mala que siembra dolor y muerte, nuestro Dios da vida y libertad porque Él es el más grande y poderoso de todo el universo. Siempre lo he dicho y lo sostengo el mal tendrá su fin y el bien prevalecerá, pues Cristo venció, una vez y para siempre. Todos los habitantes de la tierra son considerados como nada, pero el Todopoderoso actúa conforme a su voluntad en el ejército del cielo y entre los habitantes de la tierra; nadie puede detener su mano, ni decirle: ¿Qué haces? Daniel 4:35.
Necesitamos discernir para saber quién y qué es lo que viene del Eterno y quién o qué no, NO nos vamos a contaminar con miedo ni parálisis, son últimos tiempos para saber quiénes son los valientes y verdaderos, y quienes los cobardes y falsos; nuestro asidero permanente debe ser nuestro SEÑOR Jesucristo y su eterna palabra de verdad en la unción fresca del Espiritu Santo, Deja que el malo siga en su maldad, y que el impuro siga en su impureza; pero que el bueno siga haciendo el bien y que el santo siga santificándose más. Apicalípsis 22:11.
3. Necesitamos convicción y certeza de fe. Porque la fe de ustedes es como el oro; su calidad debe ser probada por medio del fuego. La fe que resiste la prueba vale mucho más que el oro, el cual se puede destruir. De manera que la fe de ustedes, al ser así probada, merece alabanza, gloria y honor cuando Jesucristo aparezca, 1 Pedro 1:7. Cuando no hay convicción ni certeza de fe, tambaleamos ante las pruebas y las circunstancias, asustándonos, mientras otros se avergüenzan del evangelio, o cuando hablan es para criticar y ofender sin ningún sustento bíblico válido. Necesitamos hablar lo que dice la Biblia y no especular con razonamientos humanos.
Necesitamos enfrentar temas bíblicos, le moleste o no a la gente, como dijo John MacArthur: No suavicemos el Evangelio, si la verdad ofende deja que ofenda, la gente ha estado toda su vida ofendiendo a Dios. Todos deben saber que, así como hay cielo, también hay infierno, que la inmundicia sexual es una verguenza, y que la apostasía, la mentira, la iqmpiedad y toda maldad o concepto contrario a la palabra de Dios traerá consecuencias y juicios divinos; que el Dios de amor es santo y premia, pero también es Juez, se enoja y castiga; debemos hablar de pecado, arrepentimiento, santidad y el juicio ante el trono de Dios. Es increíble saberlo, pero los temas menos estudiados y leídos son estos, la gente evade lo que Dios les quiere decir y revelar en su palabra, por eso si tu miras las estadísticas en la lectura y estudio de estos temas, son mínimos, Si es que en verdad permanecen en la fe bien cimentados y constantes, sin moverse de la esperanza del evangelio que han oído, que fue proclamado a toda la creación debajo del cielo, y del cual, yo Pablo, fui hecho ministro. Ahora me alegro de lo que sufro…Colosense 1:23-24a.
Son tiempos de mucha mentira, manipulación y acciones demasiado perversas y planeadas siniestramente, si no discernimos nos pueden engañar; los hermanos de la Iglesia original del primer siglo, fueron perseguidos, martirizados y asesinados, pero ellos estuvieron dispuestos a morir por su fe y amor a Cristo porque conocían al SEÑOR, sabían palabra, y tenian la certeza de la vida eterna, por eso murieron con valentia: Para mí, el vivir es Cristo y el morir es ganancia, Filipenses 1:21. Esto es convicción de fe, conocimiento y certeza a lo que el SEÑOR nos asegura.
Santifiquémonos, consagrémonos, oremos sin parar, humillémonos ante el Eterno, busquemos su rostro y descansemos en su regazo confesando sus promesas y sus bendiciones. Si morimos nuestro espíritu se perfecciona, Hebreos 12:22-23, seremos librados del dolor de este mundo, Lucas 16:24-25, nuestras almas entrarán al descanso de Dios, Apocalipsis 6:9-11, estaremos en nuestro verdadero hogar, 2 Corintio 5:1 y 8 y contemplaremos el rostro de nuestro Salvador eternamente y para siempre, Filipenses 1:21-23. Nuestro Dios es santo, justo, misericordioso, fiel y Todopoderoso, y estará con nosotros hasta el momento final y por la eternidad, Por eso nosotros, desde el día que lo supimos, no hemos dejado de orar por ustedes y de pedir a Dios que los haga conocer plenamente su voluntad y les dé toda clase de sabiduría y entendimiento espiritual Colosense:1:9.
¿SERÁ ESTA LA HORA DE PROBAR A LOS QUE SE DICEN SER Y NO SON?
Mg. MEHC, hija del Dios vivo, real y verdadero y servidora de su reino eterno

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s