Acerca del Sitio y la autora

Soy la autora del libro de Discipulado Con Pasos Firmes, de allí nació el Blog de Bloguer, Con Pasos Firmes en Dios, que hoy se amplia por la misericordia y la dirección de nuestro Eterno Creador, en este sitio web que estoy convencida será de mucha bendición y contribuirá a ampliar la visión espiritual, personal y social de quienes tengan la oportunidad de entrar, leer, estudiar, investigar y compartir el contenido de este sítio web.

Este sitio, enseña y se basa en los fundamentos y principios Bíblicos para caminar Con pasos firmes en Dios y siguiendo las pisadas de Jesucristo nuestro Salvador; nació en el corazón de Dios con el libro de discipulado, Él puso en el alma de la autora el deseo ardiente de escribir, enseñar y compartir, a personas cristianas y no cristianas que deseen acercarse a Dios, sobre la base del contenido ético-moral de la Biblia, para contribuir de alguna manera, a la solución y reducción de la liviandad espiritual y moral que está consumiendo al el mundo en tinieblas, desastre, dolor y muerte, por eso todos deben saber que conocer a Dios y amarlo es la vía al cambio personal, familiar y social.

El propósito fundamental del sitio se puede resumir en siete aspectos: 1) glorificar a Dios, 2) fortalecer la fe de muchos, 3) dar a conocer la doctrina que Jesucristo mismo personalizó y enseñó, 4) que muchos conozcan a Cristo para conocer al Padre, aprendan su evangelio y vivan sus enseñanzas en todos los momentos de la vida, 5) que el cristiano genuino viva, analice y profundice en la Palabra de Dios para que adquiera madurez y sabiduría, 6) que cada cristiano sea un multiplicador del reino de Dios ganando almas en el conocimiento y profundización de los escritos bíblicos que en este sitio web se tratan, y 7) que muchos humanos se vuelvan a Dios, se arrepientan y sean salvos cuando partan de esta tierra.

Desde que conocí al Señor Jesucristo, en julio de 1988, mi vida dio un giro de 180 grados. Aprendí los principios de la Palabra de Dios a través del mensaje del Evangelio, el estudio de la Biblia, los devocionales, la meditación y escrutinio de sus mensajes y apropiación de sus promesas dadas a mi vida en momentos especiales y cruciales, especialmente al mantener una estrecha relación personal íntima con Jesucristo, la Persona más maravillosa del universo por su Santo Espíritu. Todo esto unido a la oportunidad y el privilegio de los estudios obtenidos en el Instituto, la Escuela, el Seminario y la universidad Bíblica, con maestros llenos de la presencia del Alto y Sublime, personas hermosas de palabra y hechos como vivo ejemplo del Cristo vivo habitando en nuestro corazón y señoreando sobre nuestra alma.

Doy gracias al Dios Creador y Salvador por el privilegio de haberlo conocido, por rodearme de su amor, compañía y bondad cuando sentía que nadie me amaba, por la convicción, la certeza, el proceso y la fuerza que Él mismo le imparte a mi vida a cada paso e instante de mi vida, con la ternura de su voz, su trato y disciplina llenos de bondad y paciencia, así como las preciosas enseñanzas y promesas que el Amado Creador nos ha dejado como herencia eterna en su Palabra, lo cual me ayuda a vivir, tomar decisiones y esforzarme por ser cada día un mejor ser humano a la medida del Diseñador y semejanza del Salvador.

Al estudiar en el Nuevo Testamento la vida preciosa de mi SEÑOR, al pasearme por el Antiguo Testamento y descubrir en cada versículo y capítulo la grandeza e inefable perpetuidad y profundidad de su amor en su palabra cumplida, siento que  escribir y compartir lo que mi Dios magnifico me da, es lo menos que podría hacer. Quiero dejar huella que bendiga la vida de multitudes sobre la faz de la tierra, anhelando ardientemente que sea una forma de salvar almas, cambiar vidas y construir tejido social de calidad máxima que contribuya a una transformación positiva de la sociedad y del mundo para que se reduzca tanto dolor y maldad a causa del pecado y el desconocimiento de Dios y sus instrucciones de vida.

Es tan firme y profunda mi unión con Dios, que en todos estos años de mi caminar cristiano, a pesar de las subidas y bajonazos de pruebas, perdidas y dolor, nunca ha pasado por mi mente la más mínima idea de apartarme de mi más Grande Amor; por el contrario, cada una de las situaciones felices, difíciles o dolorosas, han contribuido y seguirán siendo un motivo para aferrarme más y más al SEÑOR Jesucristo, conocerlo mejor cada día y llenarme de su Santo Espíritu  para exaltación y gloria del Mejor Padre. El GRAN YO SOY.

Una forma eficaz de edificar un camino seguro y pisar firmes por la vida que es tan corta, es pasear, degustar, meditar, deleitar y practicar los consejos y ordenanzas del Creador; leyendo, escribiendo, memorizando, y viviendo esos principios Bíblicos que nos ayudan a optimizar nuestra calidad humana y preservar vida disfrutando y encontrado sentido a nuestra existencia, para finalmente, pasar a una eternidad bienaventurada junto a Aquel que bajó, vivió, sufrió, murió y resucitó y volvió al cielo por ti y por mi.

Es así, que el libro del discipulado como este sitio web es una clara muestra de lo que Dios espera y anhela de cada uno de los pobladores de esta aldea global: dejar huella y marcar la diferencia en este mundo cruel, con bondad, verdad y rectitud frente a la ceguera y oscuridad del mundo sin Dios: es un gran privilegio y responsabilidad compartir de lo mucho que Dios hace en mi vida mediante el proceso de crecimiento y madurez integral en la vida de todo aquel que se atreve a creer, amar, seguir y servir a Jesucristo y el reino del Eterno Abba Padre.

Es mi más sentido anhelo, que Con Pasos Firmes en Dios-Siguiendo las Pisadas de Jesús en http://www.aprendeconmyriam.com, sea un espacio de consuelo, ayuda y conocimiento de lo eterno para la vida personal de todos aquellos que tengan hambre y sed de Dios, que aprovechen el buen hábito de la lectura, con el deseo de avanzar y crecer, confrontándose consigo mismos en la lectura de las Escrituras y lo que puedan aprender con este sitio, mejorando su andar diario, conservándose santos por el camino angosto, y que juntos provoquemos cambio personal y social, conforme al anhelo del corazón de Dios, y con una perspectiva de proyecto de vida único y totalmente contrario al común del mundo.

También todo esto es realizado con la dirección y ayuda de la divina Providencia, a través de mi estrecha amistad con Cristo, la experiencia, la lectura diaria de la Biblia, libros y textos cristianos, unido a las predicaciones de valiosos hombres y mujeres de Dios, enseñanzas radiales, programas de televisión, consultas en la internet, y en la práctica relacional con personas conocidas y llenas del Espíritu a lo largo de mi vida y con cada proceso en que Dios me adentra continuamente en su camino, conocimiento  y presencia.

Estoy convencida que este sitio ampliará la visión espiritual, personal y social de quienes lean y mediten cada enseñanza para que vivamos el cielo en la tierra. Los escritos, imágenes, videos y audios son una manera de enseñar, edificar y plantar la fe y la esperanza bíblica, mediante la verdad del Evangelio, deseando que llegue a todos los rincones de la tierra. Es una forma de obediencia y colaboración en la ardua y comprometida tarea de la Gran Comisión, guiados y aconsejados, por el dulce y maravilloso Espíritu de Dios, presente hoy en la tierra de los vivientes como Emanuel, Dios con nosotros.

Aprendemos para conocer, amar, servir y tener a Cristo reinando en nuestro ser,  y para hacerlo bien debemos basarnos en los principios y fundamentos bíblicos, lo cual nos reviste de autoridad y poder para vivir  la calidad de vida que el Creador soñó para sus hijos y para estar juntos, desplegando amor, bondad y respeto, primeramente a la familia genética, la familia espiritual, los amigos y conocidos, traspasando las fronteras, con el modelo de excelencia que enseñó Jesucristo en su posición del “Hijo del Hombre” y redentor de la humanidad.

Este sitio es un reto y un sueño para la autora, porque desde que era niña ansiaba conocer a mi Creador, y cuando estaba en el Seminario, anhelaba ardientemente hacer algo que honrara el nombre de Cristo y extendiera su Reino. De tal manera que el hombre y la mujer de hoy tengan objetivos claros y precisos, enfocados a cumplir los propósitos divinos para los cuales todos y cada uno de nosotros fuimos puestos en esta tierra.

Al conocer a Dios y su palabra he aprendido a vencer el miedo, la pereza, la tristeza, los obstáculos, las artimañas de las tinieblas y los afanes de la vida, que en muchas ocasiones me hicieron dilatar y postergar mí misión pero que gracias a Él, hoy es una realidad.

Con Pasos Firmes en Dios, Siguiendo las pisadas de Jesús, en http://www.aprendeconmyriam.com ha sido diseñado para edificación integral, de todos los que aman y temen a Dios desde sus entrañas, y también para los que están próximos a conocerlo, ahondando en las  riquezas y fundamentos que vienen del cielo y que podamos conducirnos con moralidad y valores éticos que emanan del corazón de Dios, pero que lastimosamente por ignorarlos, el mundo actual anda perdido, confundido, doliente y desorientado; el propósito final de este sitio es que sirva como una guía de estudio para futuros servidores del Reino de Dios y todos aquellos que buscan acerarse a su Creador para cambiar de mentalidad y regresar al diseño original y la dirección correcta que se perdió en el Huerto del Edén.

Solo soy un instrumento en las manos del Eterno Dios de amor que anhela transmitir los maravillosos, puros y poderosos pensamientos que emanan de su mente prodigiosa y el profundo amor de su dulce corazón de Padre, confío que este sitio sea de gran proyección y vida para las multitudes dispersas en la tierra, y que podamos estrechar lazos de amistad en la distancia pero junto a Jesucristo, consolidando y fortaleciendo la fe y la esperanza en la eterna e inamovible verdad bíblica.

Pido en oración que este medio sea un aporte de evangelización y discipulado donde todos seamos guiados y aconsejados por el dulce y maravilloso Espíritu de Dios, Emanuel que es la voz de Dios a través de su Palabra. Abrazos y buen tiempo para todos mis lectores, Dios y ustedes son la razón y motivación de mis escritos.